Translate

Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 31 de octubre de 2012

UN MUNDO PERFECTO


Creo que la perfección no existe porque todo en esta vida se puede mejorar, quiero decir con el título “Mi mundo perfecto", pero parecería que este relato lo hago para mí y no es así. Por ello os voy a hablar de lo que pienso que es un mundo perfecto en el que creo que todos seríamos felices y en el que podríamos dar cabida a las futuras generaciones, aunque aviso que va a ser difícil el dejar a un lado el egoísmo que tenemos como especie.
Hubo un momento en mi vida en el que estuve desorientado, vagando por un mundo en continuo auge y expansión. No encontraba argumentos sólidos que me motivaran a luchar por algo concreto, más bien me dedicaba a explorar las mentes de los que me rodeaban para absorber todo aquello que me enriqueciese. El crecimiento no lo medía por los años, sino por los conocimientos que me aportaban los medios de mí alrededor. Supongo que como todas las personas, fui desechando aquellas cosas que me dañaban la mente y el espíritu: violencia de todo tipo, odio hacia el prójimo y al resto de criaturas por prejuicios y demás. Entonces después de muchos años luchando (ya no por conseguir escalar a lo más alto en la vida sino por encontrar la dicha personal), empecé a sentir atracción por lo perfecto. ¿Qué te hace más feliz, un cuerpo perfecto o imperfecto, una mente completa y llena de conocimientos o otra vacía y perniciosa, que sólo piensa en la autodestrucción? Aquellos ideales de perfección me daban más fuerza y seguridad para afrontar las dificultades o vicisitudes de la vida. ¿Por qué no adoptar a mis hábitos sólo las cosas buenas? Un buen acto no sólo se hace cuando lo ejerces hacia otra persona, incluso si lo practicas y te habitúas a realizarlo contigo mismo con el tiempo puede llegar a ser virtuoso.
Cada vez que practicaba una acción positiva recibía una recompensa en forma de estímulo emocional positivo. El deporte por ejemplo; me aumentaba la seguridad en mí, haciéndome sentir más fuerte, bonito, perfecto. La gente te felicita por tener esa constancia y al final te das cuenta de que tiene más pros que contras. Además, destruyes un mal que cada vez abunda más entre los semejantes como es la ociosidad tan lasciva y perniciosa y, difícil de controlar. Ese buen hábito ejerce fuerza y bienestar a tu espíritu tanto físico como psicológico. Con el tiempo, me di cuenta que aún así seguía estando al cincuenta por ciento en “niveles de felicidad”, por mucho que aumentaba de tamaño y sentía más fuerza, incluso así encontraba un hueco en mi alma que era imposible de rellenar con el deporte. Ese grandísimo socavón era el vacío del conocimiento, por muy fuerte que estaba, no llegaba a controlar los temores derivados de la inseguridad que me producía la ignorancia al estar con más personas alrededor. Mi interior me gritaba que era el momento de rellenar ese vacío intelectual que arrastraba desde la infancia, muchos años habían pasado desde que abandoné los estudios y, por más que veía documentales, leía (De muy de vez en cuando) no hallaba la forma de rellenar ese socavón, hasta que un día dije… ¡Ya es suficiente! Entonces para poder mejorar tuve que adoptar algo que me motivase, ya que había abandonado durante el proceso de desarrollo interior mis arcaicas creencias religiosas.
Nunca llegué a ser un católico en todo regla, mas mi familia lo era y me habían educado por y para ello, pero yo encontraba muchos paradigmas que me dejaban demasiados cavos sueltos y, terminé adoptando otras creencias más relacionadas con el mundo terrenal que espiritual. Una de las cosas que me motivaron fueron las historias antiguas, aquellos guerreros que luchaban ¡HASTA LA MUERTE! Por sus creencias e ideales, cosa que se ha perdido en la actualidad, por lo menos en los occidentales. Observé que en la antigüedad a diferencia de los tiempos contemporáneos, los antiguos guerreros (los mejores) no tenían miedo de morir por defender sus creencias, su pueblo... Por ello comencé a admirar a aquellas fascinantes civilizaciones.
Creo en el cambio a mejor de este mi mundo, no ya de ciudades, países, naciones, incluso continentes, si no del planeta en general. Me gustaría que la gente leyera lo que escribo aunque estoy seguro de que todo esto no sirve de nada, empero ¡¿qué otra cosa puedo sino la de intentar hacer entrar en razón al vulgo o por los menos compartir mi frustración con todo el que quiera escucharme?! He leído multitud de libros y muchos intentan cambiar el mundo a favor, pero se enrollan y no hablan claro, va, encima la gente los lee y siguen con su vida como si na. Que ves un documental en el que te dicen que el mundo está súper poblado y que la mayoría de especies están en peligro extinción, pues bueno que puedo hacer yo, y así con el hambre y desigualdad en general. A mí me interesa que las cosas se hagan para el bienestar de la Tierra en general. El futuro de nuestros hijos y resto de seres vivos depende de nosotros “que por desgracia no disponemos del suficiente tiempo”, ya que nos tenemos que preocupar de cosas muy importantes; el funcionamiento de la economía, la buena marcha de los campos de golf y de que la gente compre mucho y produzca cantidades ingentes de desechos que la tierra no puede reciclar.     
Las épocas han cambiado, rápido, demasiado. En la actualidad los valores están confundidos, vivimos en una sociedad en la que los méritos se aprecian desde un punto de vista material y nada espiritual. Nos hacen creer con los medios de comunicación que somos piadosos, pero nada más lejos de la realidad. Hay demasiados canales llenos de vacío, pérdida de tiempo, el simple hecho de mirarlos te dañan la existencia, pero si pones canales de cultura sólo hablan del mal funcionamiento del mundo (irónico verdad), pues dejemos los canales políticos y vinculados con el estado que es vomitivo por completo, esa forma de manipular a las masas a través de conflictos pasados, etc.
Seguimos teniendo sociedades de clases, donde el poder capitalista se sobrepone por encima del bienestar general. Cuanto más posees mejor eres, incluso la justicia trata mejor al delincuente poderoso que al pobre. Si tienes dinero ya seas más o menos inteligente o acto podrás llegar a donde quieras. Pero eso no es lo peor, en los países subdesarrollados no sólo pasan hambre y padecen enfermedades erradicadas en el primer mundo hace ya cientos de años, sino que encima les mandamos los desechos producidos “en el primer mundo” por barco para que se acumulen en sus tristes y desoladas tierras, más apoyamos a sus regímenes dictatoriales y tiranos mandándoles armamento a sus líderes y encima, mucho de este arsenal está prohibido en las sociedades “civilizadas”.
Supongo que va a ser difícil poner en unos cuantos párrafos todo aquello que pienso que podría mejorar a nuestra especie para que vuelva a encauzarse y encontrarse con nuestra madre tierra. Pero lo intentaré, daré todo lo que pueda de mí para ir cimentando lo que creo que se debe hacer, y espero que en los siguientes artículos opinéis para enriquecer con vuestros sabios consejos esta humilde página. Los siguientes puntos tendrán de epígrafe: YO SOY… 
Un abrazo.

sábado, 27 de octubre de 2012

AMOR V SEXO



La verdad es que "El placer verdadero se obtiene viendo cómo disfruta la persona que te ha entregado por completo su cuerpo, para que así podáis establecer juntos nuevos vínculos que os unirán más allá de la amistad". Si no hay amor nunca podrá haber pleno placer, por eso pienso que follar no satisface por completo. Las atracciones físicas alimentan a nuestra fiera hambrienta de deseo, para que goce durante un corto espacio de tiempo, cuando este deseo se aplaca sólo queda soledad y mal estar. No creo en el placer de una noche (si de verdad uno es pasional), eso es un agravio a su persona.
 
Es nuestra autoestima una de nuestras armas para despertar pasiones en la pareja. Y ser observador nos enseñará a saber que posturas, acciones y gestos activan más el deseo de nuestra/o acompañante. Es un tema delicado, mucho. Casi todo el mundo tiene prejuicios sobre el sexo, derivados a una falta de educación sexual. Ya desde pequeños a muchos nos asustaban, castigándonos por hacer algo que es tan natural como la vida misma, pensar o decir parecía pecado. El sexo es increíble, la naturaleza ha inventado este método para que las especies no se extingan y se animen a seguir existiendo. Pero los humanos lo hemos llevado a extremos inauditos. No sólo lo utilizamos para procrear como el resto de seres vivos, sino que también lo usamos para disfrutar y crear nuevos vínculos. Mientras que el resto de criaturas sólo lo hacen por instinto, nosotros también lo hacemos por y para el placer.
 
Muchos son los que no controlan este arte tan antiguo como el mundo en el que vivimos, el arte del sexo, el saber cortejar, dejar extasiada a la criatura que ha deseado entregarse a ti en cuerpo y alma. Poder hacer de ese momento algo especial e increíble. Por eso pienso que nunca se puede saber lo suficiente del tema. No diré a nadie cómo debería disfrutar del sexo. Porque cada uno es un mundo aparte completo por sí solo y para explorar. Todos habrán leído y experimentado todo tipo de cosas relacionadas con el acto sexual, pero pocos son los que se han atrevido a llevar a cabo sus fantasías por miedo al rechazo. Si hay una cosa que nos invita a entregarnos por completo a otra persona no sólo es por el mero hecho de tener placer, sino por sentir que ella/él disfruta incluso más que nosotros haciendo el amor. Ya que no existe el amor egoísta, tampoco cabe ese apartado en el sexo, para que la otra persona disfrute lo máximo de ese momento primero tiene que sentir que su amante le deja ser ella/él mismo/a, porque creo que lo que más nos gusta a todos es alargar ese momento al máximo, disfrutando de cada etapa para terminar extasiados sabiendo que todavía se ha forjado más unión en la pareja. Nunca debemos forzar a la otra persona a hacer cosas que no le agradan, cuando esté preparado/a nos lo hará saber, con la confianza y el cariño poco a poco todo llegará, dándonos la oportunidad de explorar nuevos campos que tal vez después de explorarlos no olvidemos nunca. Pero para disfrutar por completo del sexo, no sólo es importante el lugar y el momento, también el cuidarnos física y psíquicamente nos ayudará a dar el 200% en ese momento tan especial. Creo que toda persona sensata y normal, siempre querrá dar lo máximo y no dejar a su pareja a medio. Por ello pienso que lo único que necesitan es sacar al exterior aquello que requiera el momento: jugar, innovar y abrirse a la pareja ayuda a explorar todavía más este maravilloso y tal vez desconocido apartado, el sexo forma parte de nosotros como lo hace el comer, dormir, jugar. Por ello pienso que nadie debe perder la oportunidad de encontrar el auténtico placer sexual, que para cada individuo será de una manera, pero si encuentras a alguien con quien puedas encajar... disfrútalo, y, nunca esperes menos sino más.  

jueves, 18 de octubre de 2012

Deshumanización en el mundo‏




Filosóficamente hablando para un servidor, ser humano es ser único. El conjunto forma una súper estructura capaz de crear complejas máquinas y formular ideas insólitas. Desde los comienzos de nuestra existencia el ser humano se ha preguntado de todo: ¿qué somos, por qué existimos, cuál es nuestro objetivo aquí? Unas criaturas tan complejas como nosotros no pueden parar de crecer cognitivamente. Lo hacemos día a día, en nuestra vida cotidiana, como personas: culturalmente, socialmente y psíquicamente. Es nuestra necesidad insaciable de descubrir nuevos métodos de vivir más y mejor los que nos mantiene llenos de vida. Me encanta ver como interactuamos unos con otros; los sarcasmos, bromas, debates, cotilleos, eufemismos... Todo para intercambiar información, incluso hay personas que no necesitan ni relacionarse cara a cara sino que a través de internet pueden seguir cubriendo nuestra vital necesidad. En lo que más destacamos como especie es, en el poder de comunicación. Otras criaturas tienen distintos medios de relacionarse pero nosotros poseemos el más valioso y complejo de todos: la palabra, el habla, la escritura. O si no, cómo nos han llegado hasta nosotros textos escritos hace miles de años por personas que ya entonces se hacían preguntas similares.
 
Hay quien ha perfeccionado la comunicación a tal extremo que ha conseguido sobresalir del resto elocuentemente hablando, son criaturas locuaces que con el dominio de la palabra pueden hacer que los que los escuchan caigan rendidos a sus pies, les venden lo que desean. En parte nos estamos viendo sumergidos en un mundo cada vez más manipulado por personas que saben de lo que hablan o porque han estudiado la mente humana y como hacen los anuncios nos embaucan. Los medios de comunicación son un ejemplo, al ponernos basura en las pantallas nos tienen ahí embelesados, apaciguados, mientras nos siguen robando lo único que tenemos, nuestros derechos. Ya lo hacían los romanos con el "pan y circo" nos engañan, maltratan, pero saben mantenernos en nuestras casas felices y esperando.
 
Por ejemplo, todos sabemos la situación por la que están atravesando actualmente millones de españoles, pero parece que nos da igual, nosotros a lo nuestro, voy al bar, me voy a misa, o de crucero, al gimnasio, cenas de X€, al curro aunque cobre menos, pero yo, yo, yo... estoy feliz y eso es lo que importa. Que cada vez hay más desigualdad, pues que se las arreglen, o que lo solucionen los que nos han metido en todo esto (los políticos o nuestros amigos los bancos). Que vemos un tío pidiendo; es un gandul. Que los jóvenes más preparados de España se marchan; pues ya volverán, así hay más trabajo para los que se queden. Que nos rebajan el sueldo, nos suben el IVA, la gasolina, etc.; qué voy a hacer yo, ya bajarán. Así las cosas mejorarán en un millón de años, más o menos. Pero eso sí tenemos a nuestra Europa, como todos somos inteligentes y humanos pues a seguir. Que al vecino le desahucian; pues el vera, que hubiera desconfiado de los bancos. Qué más me da a mí si no me toca nada. O también se suele decir: que hubiera estudiado... bueno, eso se decía antes ahora se dice, que sea emprendedor y se vaya al extranjero. Entiendo que los medios nos estén deshumanizado día a día con series como la de "Espartacus" noticias de: todo está muy mal pero Ronaldo está triste a ver si se nos va del Madrid o, a la Pantoja le duele un juanete. Somos todos inteligentes para qué sufrir, ¿no venimos a este mundo a ser felices?, “es una pérdida de tiempo pensar en los demás, sólo me queda tiempo para hacerlo por los míos”. Pero al final los malos son buenos y los buenos, tontos y el mundo de todos.

miércoles, 17 de octubre de 2012

¿Existe alguna solución?


He intentado con mis artículos dar ideas nuevas, aunque sé que es difícil en la actualidad aportarlas ya que parece estar todo inventado, como si alguien siempre se nos adelantara. Pero admito que la mía no es innovadora, ya está registrada. Voy a hablar de los que tienen a los países cogidos por las riendas y, no es de las multinacionales sino de los bancos. Todos hemos oído hablar de los microcréditos, Yunus es su fundador, al que le debemos más de lo que nos imaginamos. Al fundar el banco Grameen, que se encarga de ayudar a ciudadanos sin recursos, ha contribuido a que muchas personas salgan del umbral de la pobreza para poder incorporarse al sistema que nos rodea, el capitalismo. Estas asociaciones apuestan su dinero con individuos que no tienen nada de nada, les dan la oportunidad de llevar a cabo un negocio y con las ganancias devolver lo prestado. Sé que no son perfectas y seguro que tienen algunos agujeros, pero al fin y al cabo animan a soñar de nuevo a una población que no tiene para vivir.

El problema que tenemos en el "primer mundo" es que con unos cuantos dólares no se consigue prosperar, se necesita un buen fondo para instalarse como empresario. Desde un despacho de pan, hasta una pequeña granja, es necesario invertir en infraestructuras, pagos a proveedores y demás asuntos a los que no se puede acceder sino es con un capital x. Por eso pienso que una solución sería un empresario que en vez de invertir en si mismo creara una nueva y prometedora sociedad. Un banco que apueste por los jóvenes que quieren prosperar, asesorándolos e invirtiendo en sus proyectos. No todos queremos vivir de un tercero, sea el estado a través de una oposición (al fin y al cabo un funcionario vive de los ciudadanos) u otra empresa. Muchos deseamos tener nuestra empresa propia, pero unos por falta de fondos o por otras razones no pueden ver su sueño hecho realidad. Por eso creo que una buena idea si no se ha creado todavía, serían bancos de asesoramiento en los que te explicaran que negocios son más prometedores en la actualidad para que estos invirtieran en ellos con el fin de mover el dinero (toda organización genera más ingresos al estado). No tiene porque montarse una empresa multinacional, puede ser a pequeña escala, quiosco, panadería, frutería, etc. Una vez te han asesorado, el propio banco podría apostar en ti para emprender tu proyecto y darte lo más complicado, el primer empujón. Si alguien sabe de algún lugar donde te asesoren y actúen como he comentado que lo diga porque yo lo desconozco.

Puede ser que penséis: "lo que pides es un sueño, ¿qué consigue el banco con todo eso?". En primer lugar consigue ayudar a muchas personas a dar el paso y salir del desmán del paro, también es un negocio ya que no dejaríamos de estar hipotecados, al fin y al cabo conforme empezará a rentabilizar el negocio tendríamos que pagar por el capital prestado. ¿Pero así funcionan los negocios no? Lo importante es llevar la honestidad por delante para que ninguno de los dos salga perjudicado. Te ayudarían a desarrollar un negocio previamente estudiado, supongo que si el prestamista ve que esa idea no puede funcionar no apostará por ella, pero el asesoramiento ayudaría al emprendedor a llevar a cabo su sueño. También podrían animarte a montarlo fuera del propio país, siempre como he dicho anteriormente con una información previa de los pros y los contras y el capital necesario para llevarla a cabo. Ya es hora de que alguien apueste por los ciudadanos. Tenemos que aportar ideas para salir de este agujero en el que nos han metido. Que creo que no se va a solucionar si no es con la unión del pueblo, somos nosotros los que estamos pagando por los excesos de otros. Ellos viven por encima de sus posibilidades mientras que muchos están intentando llegar a fin de mes.






lunes, 15 de octubre de 2012

Una pregunta que hacerse



 Hace mucho tiempo que me di cuenta que la incertidumbre atrae al miedo y como consecuencia al desconsuelo, seguro que muchos de vosotros al igual que yo os lo habéis preguntado alguna vez. ¿Es desacertado traer hijos a este mundo cuando no sabes qué va a ser de ellos en un futuro cada vez más incierto?
 
Mi conclusión es firme, sí es desacertado. Aunque nuestro reloj biológico nos mueva a procrear, nuestra conciencia nos avisa de los peligros que hay en la actualidad. Como seres avanzados sabemos que al igual que el resto de seres vivos apenas alteran su medio natural y de esa manera mantienen a su descendencia en un entorno invariable en el que pueden crecer seguros y seguir procreando sin apenas cambios, con los seres humanos es diferente ya que alteramos el entorno y por ello generamos incertidumbre. En la actualidad el tener hijos ya no implica las mismas responsabilidades que en el pasado, no puede uno mantener a una criatura como es debido cuando nuestra sociedad cada vez obliga a los padres a invertir más tiempo en el trabajo manteniéndolos ocupados la mayor parte del día impidiendo educarles como es debido. En otra época era diferente, con nuestros abuelos por ejemplo; uno de los cónyuges se hacía cargo de la familia, empero es sabido que eso ya no es así ya que ocurre que en la mayor parte de familias los dos miembros se ven obligados a incorporarse al mercado laboral dejando a sus hijos a terceros que no conocen de nada. Se puede pensar que en muchos casos los abuelos se harán cargo de ellos en las horas que no estén con sus padres, pero eso era antes ya que cada vez las familias se tienen que desplazar más lejos de donde son oriundos para poder trabajar y así criar a sus hijos. Pienso que es otro hecho el que cada vez nos vemos obligados a introducir a nuestros hijos en una sociedad sin reglas preestablecidas y en la que se premian muchos valores para mí desacertados. Es imposible educarlos como dios manda y más en un mundo en donde la información les golpea de lleno y desde muy pequeños impidiendo a los padres poder analizar desde una manera objetiva el rumbo que les conviene escoger para lograr que sean felices, ya que cada vez son más abstractos los objetivos a seguir. Por ejemplo, en mi familia la mayor parte de hermanos van a tener que emigrar al extranjero, y para unos padres eso no es un logro sino una tortura, el verse alejados de sus hijos y darse cuenta de que tendrán que envejecer solos en un mundo en el que desde siempre ha sido necesaria la compañía familiar. Criarlos ha sido un esfuerzo muy grande y ver que estos se tienen que marchar de sus lados impidiendo contactar a menudo, para unos padres es doloroso y triste.
 
No menos pernicioso es el futuro de los niños del siglo XIX, este mañana pinta muy nubloso, cada vez hay una mayor competencia y las salidas laborales cambian en cortos periodos de tiempo, lo que antes era un trabajo seguro tal vez mañana desaparezca para dar paso a otra labor que encaje mejor con esta sociedad tan variable. La superpoblación y el deterioro medioambiental es un hecho en el que no nos paramos a pensar, pero muy importante a largo plazo. No creo que los niños del futuro sean más felices que los de ahora cuando es otro hecho que las sociedades cada vez exigen más y más para poder encontrar un hueco en ellas. Por eso hay que preguntarse cómo se puede tener ganas de traer una nueva vida y transmitirle seguridad y dicha cuando muchos de nosotros vivimos en una incertidumbre cada vez más infesta.                                          

lunes, 8 de octubre de 2012

10. Razón o fe: Conclusión.



Bueno me gustaría daros las gracias a todos aquellos que me habéis seguido con estos artículos, espero que los comentarios de los compañeros más los míos os hayan hecho pasar un buen rato, incluso quién sabe, hasta haceros pensar sobre todo en general. Seguro que todavía quedan muchos que exponer, seguiré haciéndolo pero diferente, no se llamarán “razón o fe” serán esporádicos, mas también hablaré de lo que me pidáis. “En esta vida el mejor psicólogo es uno mismo y el más barato”.
 
Seguiré subiendo capítulos del libro hasta el nueve, tal vez suba la segunda parte también, ya que veo que es difícil llegar a publicarlo por otros medios. Pero lo más importante es que disfruto compartiendo opiniones y escribiendo en este blog.
 
Me hace gracia el comentario que muchas personas me han hecho en el pasado: “que si estoy enfadado con el mundo”. ¡Con el mundo no, por dios! creo que es fascinante e increíble que todo esto se haya formado a lo largo de millones de años. Pero es cierto que me siento defraudado con mi especie, en ocasiones me he denominado a mí mismo misántropo, y eso me duele. El sentir que cada vez estoy más cansado de todo esto, tal vez luche para mejorar y adaptarme, no tengo otra salida, pero no sé hasta cuándo podré resistir, no entiendo nada de lo que me rodea, o sí, puede ser que lo entienda demasiado bien y por eso no pueda soportar lo que estoy observando día a día, y no hablo de crisis de sistemas o catástrofes medioambientales, hablo de nosotros, de cómo pensamos y los medios que utilizamos para conseguir nuestros objetivos.
 
He llegado a la conclusión de que en este mundo hay dos tipos de homínidos, “Homo Stultus y “Homo Sapiens y eso es algo que me desconsuela. Mientras la vida me dé fuerzas voy a intentar dar mi opinión y hablar de lo que veo. Uno de los muchos problemas que nos rodean es la descalificación y más en nuestra cultura; descalificamos a las personas, las juzgamos sin darles la oportunidad de expresarse. Es después de escuchar su versión cuando se puede juzgar a alguien con plena conciencia y sin prejuicios y no sacar ideas preconcebidas de un individuo, cuando la criatura no puede dar más de sí es cuando se le puede denominar Stultus. No se puede decir, soy mejor que éste porque no entiendo lo que quiere decir, a veces ni lo intentamos. En la cultura española se suele llevar a la práctica una fórmula que para mí es infausta: premiar los fines utilizados más que el esfuerzo o la ilusión invertida por eso nos va así de bien. Deberíamos premiar el esfuerzo la dedicación, pero en España eso no se ve así.
 
El decir que eres superior a otra persona es una aberración humana, todos somos iguales ante la naturaleza cada uno se tiene que juzgar con sus actos, ¿no somos seres inteligentes?, pues el que haga algo mal que sea castigado con una filosofía Salomónica, justicia al justo. Hay muchos intereses y mientras el poder y el dinero sean los que castigan al mundo, éste estará condenado al fracaso, ya que todos sabemos bien que es lo que está mal pero nos faltan agallas para levantarnos y luchar contra la injusticia. No a todo el mundo se le enseña a pensar críticamente. Antiguamente el vulgo no tenía al alcance de sus manos la información necesaria, pero actualmente la información es gratuita y todos sabemos desde pequeños que cosas están bien y qué cosas están mal. Pero es más fácil sacar provecho de los demás o ser un gandul que sólo piensa en uno mismo, si piensas que eres inteligente, no actúes sabiendo que lo que haces está mal y cuando te pillen terminar excusándote diciendo que equivocarse es de humanos.                                                 

domingo, 7 de octubre de 2012

9. Razón o fe: el espacio.‏



Hay una pregunta que todo el mundo se ha hecho alguna vez en su vida. ¿Hay más vida en otros planetas aparte de la nuestra? A lo largo de los años he soñado con conocer la verdad de nuestro universo, aunque todo se ha quedado en eso, porque no han dado ninguna prueba fehaciente. A través de los documentos, y otros medios de comunicación, he llegado a la conclusión de que no somos los únicos. No creo que una infinita zona como es el universo no albergue más vida. Cada vez se están descubriendo nuevos hallazgos que respaldan la idea de que no estamos solos. Desde un punto de vista personal, sería tan sumamente triste ser las únicas criaturas "inteligentes". No quiero pensar en esa descabellada idea, podréis razonar que es un tema tan desconocido como el espiritual, tal vez sí, mas al igual que nuestros antepasados soñaban con un mundo similar al que tenemos, por qué no seguir soñando con la existencia de otros mundos lejanos y habitados por criaturas que se estén preguntando cosas así.
 
Creo que algunos gobiernos han clasificado las pruebas y tapan ciertos hechos extraños, hay un dicho que dice "que cuando el río suena agua lleva" y seguro que todos hemos oído hablar del fenómeno OVNI.
 
Lo que sí está claro es que si algo consigue llegar hasta aquí tiene que estar dotado de una tecnología superior. Tal vez nos lleven años luz en el tema tecnológico como dice Carl Sagan, que “si consiguieron superar el periodo crítico, el mismo que estamos padeciendo nosotros en la actualidad, es porque consiguieron frenar su autodestrucción y aprendieron a convivir de una manera armoniosa con su entorno”. Por eso pienso que si han venido alguna vez hasta aquí es normal que tales criaturas no se dejaran ver por unos seres como nosotros: que todavía nos dejamos llevar y estamos dominados por instintos primitivos.
 
Otra teoría, podría ser la Teoría de la Prueba. Tal vez nosotros no somos los que controlamos el cotarro, sino otros entes superiores que nos estén probando y experimentando con nuestra conducta, al fin y al cabo somos demasiado débiles como para poder hacer daño a criaturas que si pueden viajar por el espacio es porque son más resistentes y evolucionadas. El ser humano es una criatura limitada, nos creemos fuertes porque hemos colonizado casi todo el planeta, pero el espacio es algo que nos supera ya que nuestros organismos no están preparados ni para la radiación cósmica, falta de gravedad o lo que creo que es más importante, largos periodos viajando a la velocidad de la luz (el tiempo).
 
En mi libro, el humano Aitor cuenta que una energía extraña se introducía en su interior y le hablaba en sueños, decía que Ella no nos necesitaba, nosotros somos demasiado frágiles como para poder perdurar en el tiempo y esa fragilidad nos hace peligrosos y, por eso nos tenía que aniquilar por completo. El ser humano es un Dios por sí mismo, me explico; hemos dado vida a algo que hasta la fecha se encontraba desperdigado por el planeta formando parte de éste: los metales y otras sustancias han pasado de ser simples elementos minerales o compuestos químicos a almacenar archivos y a procesarlos, en poco tiempo la informática y tecnología se han aferrado a nuestras vidas haciéndonos esclavos y cada vez nos vemos más asidos a ello. Las máquinas que estamos desarrollando en la actualidad son más resistentes, poderosas y duraderas que nosotros, y tal vez, quién sabe si en el futuro también serán más inteligentes.

viernes, 5 de octubre de 2012

8. Razón o fe: el destino.‏



"Todos hemos nacido diferentes, por eso nunca podrán haber dos destinos iguales, el querer ser o estar igual a otras personas es un error enorme. En ocasiones las personas podemos parecernos unas a otras e incluso actuar de una manera similar, pero nunca podrán haber dos individuos caminando por una misma senda, cada uno se tiene que labrar la suya".
 
El destino no da lo que cada individuo desea, entonces sería muy aburrido. Pienso que como todo en esta vida primero tenemos que buscar un objetivo y después como hace un enorme tigre, abalanzarnos contra éste, sin miedo y a por todas no importa la edad, raza o condición, buscar un objetivo y a por él (nunca es tarde). Sé que con los años nos vamos acomodando y cada vez cuesta más el “volver a empezar”, como dice una buena compañera: “las personas tenemos miedo a los cambios, nos desconciertan y por eso los evitamos”. Pero la ley de la naturaleza es muy diferente: “aquella criatura que no se adapta, muere, se extingue, desaparece para siempre condenando su extirpe en el olvido eterno”. Tenemos que ser superiores y luchar por labrar nuestro destino, las cosas fortuitas están ahí: accidentes, muertes y demás son desmanes que simplemente ocurren, pero si invertimos cada minuto de nuestra vida en buscar que cosas nos pueden hacer mejorar y adaptarnos a los nuevos cambios poco a poco todo irá cogiendo forma, aunque es difícil para nosotros hacer uso de la paciencia. Seguro que no soy el único que me he parado frente al espejo y me he preguntado, ¿por qué estoy aquí, no encuentro nada que me dé fuerzas para seguir luchando? Pero como le dijo Sertor a Catuc: la familia, amigos, pareja… son razones suficientes para levantarnos cada mañana con una sonrisa dejar a un lado todo lo malo y volver a empezar.
 
Si os soy sincero… creo en el destino, aunque también sé que es difícil de interpretar. Nada pasa sin que con ello acarree consecuencias, incluso la cosa más estúpida puede marcar nuestro destino; la pérdida de un amigo, un familiar, pareja, son asuntos mayores. Pero en ocasiones incluso un comentario desafortunado también puede acarrear consecuencias catastróficas. Con ello no digo que tengamos que medir todas nuestras acciones, palabras y estar pendiente de hasta el más mínimo detalle, ya que acabaríamos agotados, mas en ocasiones podemos intentar ser más auténticos (me explico)..: hay acontecimientos que no podemos cambiar como ya dije, pero otros sí. Sí una persona se hunde ensimismada corta las puertas a muchas otras salidas y por ello no le da pié a que su destino le dé nuevas sendas que explorar. Por eso hay que cambiar los malos hábitos e intentar hacer cosas nuevas que puedan motivarnos en esta vida. El destino se tiene que ir labrando día a día e interpretar las señales que te da es la clave del éxito.
 
Catuc era una criatura peculiar, como muchos otros seres tenía objetivos y metas en su vida, aunque hay que reconocer que él no disponía del control de sus actos, ya que habían fuerzas ocultas que lo guiaban sin que supiese nada. No sé si nosotros estamos controlados por las mismas fuerzas que manejaban a Catuc, pero lo que sí sé es que en ocasiones si nos paramos a pensar tenemos la sensación de no controlar nuestra vida sino que ella nos controla a nosotros. Eso sí, hagáis lo que hagáis hacerlo con sentido común porque hacernos daño a nosotros mismos es muy fácil, por ello tenemos que ser inteligentes y premeditar las consecuencias de nuestros actos, “lo único que le queda al pobre es la dignidad”.

martes, 2 de octubre de 2012

7. Razón o fe: el futuro.‏



“Dicen que la mejor fórmula para ser dichoso es vivir como una hormiga: trabajar, trabajar y no pensar mucho, mas no es fácil ser un insecto, aunque formemos parte de una inmensa colonia”. Da igual tu condición social, tu nivel cultural, raza y demás. El futuro que nos espera es totalmente incierto, no soy Nostradamus, pero de vez en cuando veo la tele y leo algunos artículos por internet.
 
Me gustaría poder deciros cosas buenas para ilusionarme y así transmitíroslo a vosotros, mas a los hechos me remito, compartir mi opinión y que cada uno juzgue con su criterio. Empero no deseo con este tema poder dar respuestas a nadie ya que pienso que no podemos predecir qué va a ser de nosotros el día de mañana. Pero Si vamos analizando las pistas, al igual que un detective va desvelando el enigma de un crimen, nos podremos dar cuenta de cuál es la verdadera naturaleza del ser humano que por lo general suele ser egoísta, por eso para mí el calificativo que damos al decir que alguien es muy “humano” con el resto de criaturas a priori puede tener una connotación más negativa que positiva, ya que si analizamos el global de la gente nos damos cuenta que todos pretendemos sobrevivir y en la naturaleza el altruismo es sinónimo de desaparición, ya que es la ley de la naturaleza la que lleva millones de años circulando “la ley del más fuerte” es la que tarde o temprano desbanca a las leyes humanas; morales, éticas y demás, creadas para una mejor convivencia entre nosotros y junto a la religión maquilladas para someter a la mayoría del pueblo. No quiero decir que sea la misma para todas las personas, pero al final está comprobado que el futuro será similar al de la película “In Time” en la película se puede observar que ocurre lo mismo de siempre, aquellos individuos ambiciosos se apoderan de las vidas del resto de personas. Repito que es una opinión personal y, que a mí también me gustaría que todo eso no ocurriese nunca…
 
Todos habremos escuchado de algún familiar el famoso comentario de; en mis tiempos las cosas iban más despacio. La prueba está en las fluctuaciones de los precios actuales, seguro que muchos me entendéis. Antes las cosas materiales no cambiaban de valor en años se mantenían con los mismos precios y características (duraban toda la vida). Hoy la especulación genera un estado de desconcierto, lo que ahora vale, en unos meses puede bajar o multiplicar su precio y eso no le gusta a nadie. También los cambios que se observan en el medio ambiente y cómo se han visto muy deteriorados nuestros entornos naturales (flora y fauna) en cuestión de años... Mi opinión personal es que ha empezado el siglo de la incertidumbre. Pienso que desde la entrada al euro no hemos parado de crecer en muchos aspectos; técnicos, mecánicos, sociales, etc. Os pongo esta página por su contribución al progreso: http://www.cadenaverde.tk/.
 
Todo en la vida tiene un principio y un final. Después de la extinción de los humanos la tierra siguió su camino y con o sin nosotros pudo avanzar hacia adelante. Como ha pasado siempre no todos los seres vivos desaparecen en una catástrofe, los cambios ocurren más rápido y lo que ha necesitado miles de millones de años en unos pocos se puede volver a desarrollar (la vida tiene memoria). Eso fue lo que le ocurrió a la Tierra después de nuestra extinción. Siguió aportándole oportunidades a los seres que sobrevivieron. Fue con el tiempo cuando nuestro amigo apareció en escena, Catuc, no fue el primero de su especie, ya llevaban siglos correteando por su superficie, pero fue en un momento muy delicado cuando él surgió.