Translate

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Un paso hacia Marte‏



   Hola de nuevo. Me gustaría hacer una pequeña reflexión de lo que creo que es una injusticia más. En este momento al igual que muchos otros jóvenes estoy estudiando y esto me sirve para no pensar en la difícil situación que tenemos en la actualidad con el trabajo, ya que se nos ha cerrado a todos el grifo y sólo nos queda esperar a ver si antes de la jubilación nos hemos colocado o no... Y parece que por lo menos al seguir ampliando nuestro currículo mantenemos la mente entretenida y la esperanza a flote, aunque algunos ya estemos en edad de trabajar.


   Me sorprende ver que aquellos que estamos intentando salir hacia adelante formándonos de una manera u otra nos siguen complicando la vida, porque muchos estamos adaptándonos ampliando nuestras rutas de salida hacia el complicado mundo laboral que nos aguarda, doy fe de ello. Porque no sé qué pensaréis algunos de vosotros pero a mí no me gustaría irme de mi tierra a otro país con culturas diferentes y al igual que nos pasa a nosotros con los inmigrantes que llegan, a ellos tampoco les hace gracia que vayamos hasta su tierra a arrebatarles el trabajo, cada uno es del país en el que vive, pero la tierra tira y aunque el mundo debería ser cosmopolita todavía no es de esa manera y por experiencia propia sé de lo que hablo. Mas no nos lo ponen nada fácil, al ver que algunos formadores no se esfuerzan lo suficiente en motivarnos con sus clases, sino que la poca ilusión que nos queda ves cómo nos la terminan de machacar con su falta de profesionalidad (algunos no son profesores sino universitarios con oposición que no saben impartir clases, y con más de 10 alumnos se ahogan en su propio sudor), sé que no podemos hacer nada, esperar a que la cosa mejore y luchar para encontrar nuestro hueco en la vida.

   Si ya de por sí muchos estamos desmotivados por la situación que nos aguarda en un futuro próximo, esto ayuda a aumentar todavía más la desmotivación. Os preguntaréis ¿cómo?; pues con unos módulos desactualizados, profesores con falta de profesionalidad, alumnos que todavía no saben dónde viven que por su juventud u otras razones no quieren ver la gravedad de la situación actual, tal vez porque a diferencia de lo que me ha pasado a mí no hayan conocido otra época mejor. Sabemos que hoy por hoy la cosa está mal para todos y que la ley que rige en la selva cada vez se hace más evidente en las ciudades "civilizadas". Aunque puntualizaría que la ley de la selva se rige por la del más fuerte y en las ciudades por la del más sinvergüenza. Espero que los Mayas no se hayan equivocado en sus vaticinios por muchos años más, o que si alguna vez podemos terminar nuestra formación como es debido que no tengamos que seguir dando tumbos y podamos estabilizarnos encontrando un trabajo digno aunque fuese en Marte, allí por suerte todavía no han llegado los idiomas ni el capitalismo. Pero eso sí, al paso que van las nuevas tecnologías vamos a tener que estar formándonos toda la vida porque esto parece no detenerse (vamos en caída libre), yo lo compararía con una montaña rusa y os digo que a mí por lo menos me gustan los retos, pero a costa de… espero que alguien lo sepa con exactitud, si lo sabe que lo diga y nos tranquilice a todos, os recuerdo que los padres no viven toda la vida y no todos son funcionarios. Un abrazo emprendedores…

jueves, 8 de noviembre de 2012

YO SOY: El nacimiento.


El nacimiento. Solemos aparecer un día cualquiera, en cualquier parte del mundo, a una hora determinada. Todos nacemos de la misma manera, pero cada uno de nosotros somos un mundo en sí. Empecemos por el principio y como he dicho antes para que haya un mundo perfecto primero tiene que haber un nacimiento perfecto. Una vez llegamos a este planeta empieza la cuenta atrás, tienes "x" años para demostrar si estas preparado para dejar aquí una parte de ti o si en cambio te extinguirás en silencio como han hecho muchos humanos antes. El enunciado habla de ese momento por el que todos hemos tenido que pasar, (el nacimiento) en el que ni la clase social, el sexo, religión o lugar te condicionan pero afecta por igual a todo ser humano conocido. Lo que sí nos diferencia viene en las etapas siguientes.

Debido a que el nacimiento ya está estudiado demás y no creo que yo pueda aportar nada nuevo a ese tema, me gustaría contribuir con mi madre tierra de otra manera, hablando de un mundo perfecto, pero eso sí ya dijimos que nada es perfecto, mas tenemos la obligación como especie "inteligente" de serlo, me explico:

Un ser humano al nacer va a dejar una huella ecológica mayor que la de cualquier otra criatura que puebla la tierra, por ello tiene más obligaciones morales con este diminuto planeta. Es cierto que al nacer no nos preocupa otra cosa que la de sobrevivir a base de leche materna y por ello la responsabilidad que tenemos es nula, nadie en su sano juicio culparía a un bebé de los errores actuales, pero sí culpamos a sus tutores que son los encargados de proporcionarle a la criatura un futuro para que pueda seguir luchando y que algún día pueda tener también descendencia. Primero tienen que proporcionarle protección y sabiduría para que este nuevo humano tenga un buen comienzo y pueda desarrollarse plenamente y, luego la sociedad tiene que seguir contribuyendo con su humanización. De momento todos estaremos de acuerdo con lo planteado. Hasta ahora ha sido así, no ha cambiado desde que aparecimos en la tierra, pero como todo en este mundo llega un momento en el que las cosas tienen que evolucionar al igual que lo hace nuestra cambiante forma de vida. A todo ser de este universo le pasa porque es el deber que tenemos todos los seres vivos, dejar una copia de nosotros y desaparecer debido a que nada es para siempre y es el método del que se rige la vida. Esa copia genética con sus variaciones es la que va a decir quienes son los que pueden o no vivir en la tierra, sin embargo eso ha sido siempre así con todas las criaturas a diferencia de lo que ocurre en la actualidad con los humanos, capaces de "manipular" los patrones naturales por medio de la medicina, tecnología... Por eso es muy importante saber que todos tenemos una capacidad que nos otorga un mayor poder y más obligaciones que las que pueden tener cualquier otro ser vivo. Hoy en día ese poder, deber, obligaciones se intensifican más que nunca y al igual que podemos manipular la vida y frenar los designios del destino, también podemos elegir cuándo y quienes pueden seguir perpetuando sus genes. Parece egoísta el pensar que alguien puede señalarnos con el dedo y decir tu sí pero tu no, mas cada vez hay más medios tecnológicos que pueden seleccionar a unas criaturas mejor cualificadas que a otras para adaptarse a este nuevo mundo. Aunque tenemos un "diminuto" problema, como seres efímeros y supervivientes, somos egoístas y por esa razón no pararemos de traer más copias, seguiremos haciéndolo descontroladamente y hasta nuestra extinción. A no ser que nos obliguen a parar y es ahí donde hay que actuar, pero de una manera estudiada en la que no se interpongan otros factores de índole económico, social, cultural sino genéticos y evolutivos porque si todos fuésemos buenas personas no estaríamos así, mas hay muchos infectos que como un virus dañan todo lo que tocan.

Es ahora cuando tenemos la obligación de escoger a nuestros predecesores, sin demora, ya que es en la actualidad cuando todavía estamos a tiempo, o si no será inevitable nuestra extinción y no por defecto, sino por exceso. No se puede seguir viniendo al mundo en oleadas y menos cuando los encargados de hacerlo no están preparados psíquicamente para educar a un ser humano. Tal vez no haya un manual que diga quienes pueden ser padres y quienes no, por eso debe haber un control a nivel superior encargado de seleccionar a los humanos del "futuro". Algo o alguien que si no cumples "x criterios" no permita tener descendencia a cualquier ser humano para que el día de mañana esa criatura nacida en un mundo ya de por sí difícil no sufra en vano.

Tal vez hemos evolucionado mucho en algunos campos, pero estamos creciendo demasiado y como seres egoístas vivimos con la filosofía "carpe diem". No demostraremos nuestra superioridad como especie si no podemos dar un futuro a nuestra descendencia, el reloj muestra que nuestra autodestrucción va cada vez más deprisa, y tal vez no nos extingamos del todo pero es triste ver que por culpa de nuestro egoísmo muchas otras especies sí lo van a hacer, por eso estamos obligados a hacer algo ya y, tenemos que empezar desde el el principio y ese es el nacimiento. No todos podemos dejar una parte de nosotros aquí por eso tenemos que cumplir una serie de requisitos los cuales podrían ser, primero elegir quién o quienes pueden tener o criar a una criatura y repito, sé que es difícil encontrar a los encargados de seleccionar cuáles pueden reproducirse y cuáles no.

Un mundo como el actual necesita a padres responsables, inteligentes y preparados, capaces de proporcionar un comienzo fuerte a su descendencia para que tengan un desarrollo cognitivo y físico adecuados.

La sociedad como súperestructura está interconectada y por ello es necesario que todos sus individuos estén sanos desde el comienzo, ya que los retrasos psicológicos lo único que van a provocar va a ser sufrimiento al conjunto, por eso es importante que unos padres preparados puedan educar a una criatura sana capaz de poder el día de mañana valerse por sí misma y que pueda ayudar a nuestro sistema (mundo) a seguir la lucha más difícil... (la de la supervivencia). Es mejor poco y excelente que mucho e incompleto, por ello la importancia de una formación y educación que empiecen desde dentro (padres) y vaya hacia fuera (sociedad). Los deberes que nos quedan por hacer son muchos, demasiados y el problema es que se nos van acumulando en montones cada vez más grandes. Este es el primer ejercicio, el que empieza con el nacimiento, más no es el único que hay que solucionar si queremos evolucionar y dar un mañana a nuestros genes. Y os digo una cosa, soy misántropo e incluso así quiero ayudar, seguro que nada de lo que ponga va a solucionar nada, más me darán la oportunidad de ver nuestra destrucción y así brindaremos un futuro al resto de criaturas de la tierra, muchas llevan aquí casi desde el comienzo del mundo y por nuestra culpa y egoísmo están en peligro de extinción. Espero no tener que decir en el futuro (te avisé) al igual que hace una madre cuando da un consejo y no es escuchado.