Translate

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 10 de agosto de 2013

EL MISÁNTROPO

Vulgo: Hola, me gustaría saber qué piensas y por qué te denominas de esa manera.
Espartano: ¿Qué pienso sobre ser un Misántropo?
Vulgo: Sí, ¿qué pensamientos te han llevado a denominarte de esa manera?
Espartano: Creo que he buscado una forma de definirme, de encasillarme en este mundo. He elegido espartano debido a que Misántropo no pega conmigo aunque sea una analogía.
Vulgo: ¿Qué problemas en tu vida te han llevado a odiar a tu especie?
Espartano: Siempre he sido diferente, se nace no se hace. Desde pequeño he estado interesado en la naturaleza y me he preguntado siempre el porqué de las cosas. Conforme he ido adquiriendo experiencia y he acumulado pos juicios para sacar mis propias conclusiones, que me han llevado hasta esa idea. El ser una persona con un karma positivo que lo único que respeta es la razón, soy agnóstico porque la razón me ha hecho así. Nunca he escuchado una sola verdad como absoluta, sino que he sopesado y razonado todas con las que me he cruzado anteriormente para terminar sacando mis propias conclusiones. Por eso hace ya que llegué al discernimiento de que nunca entenderé la impía y lasciva conducta humana y con el tiempo he terminado detestando al conjunto de las personas.
Vulgo: Pero seguro que si nos odias a nosotros te odias a ti mismo porque eres uno más.
Espartano: En eso te tengo que dar la razón. Me odio y es difícil luchar contra todos y contra uno mismo. Pero soy consciente de que tengo dos salidas: ser un valiente y dar fin a mi miserable vida de humano imperfecto, sin sentido (humana), o, hacer lo que hago, buscar mi lugar en este mundo. Aunque es difícil decidirse por una de las dos partes, no estamos programados para eliminar nuestra información genética. Intentaré ser más que un simple, egoísta y ambicioso humano. Es una lucha sin tregua y sin sentido. Pero... es lo que hay de momento.
Vulgo: Y, ¿cómo te ves en el futuro?
Espartano: Directamente no me veo y menos ayudando a nadie en una ONG que lo único que hacen es alargar la agonía. Espero y deseo que los que sean como yo se rebelen contra esta especie y tomemos el control de este loco mundo para dar protección al resto de criaturas y un futuro a nuestros iguales. Espero y deseo que desarrollen algo que nos diferencie del engendro ser humano de a pie. Somos iguales genéticamente pero no espiritualmente, para mí es una mutación. Los que somos así (Misántropos) somos como los Espartanos; buscamos la excelencia pero adaptada al siglo XXI. No la física con el arte de la guerra y el culto a un cuerpo imperfecto, sino la psíquica, la de salvaguardar el mundo de los Homo Stultus que lo dominan, vivir para la Tierra y no explotando la Tierra.
Vulgo: Lo que dices es una utopía, una quimera estúpida e imposible.
Espartano: Ese es el problema que me entristece enormemente, lucho con equidad, pero solo no puedo hacer nada para solucionar este desmán que nos acecha. La superpoblación, el deterioro medioambiental, la pérdida de valores que afecta principalmente a los países del primer mundo ya que todo vale si tienes dinero... Esto y mucho más son irreversibles. No creo que a corto plazo se solucione.
Vulgo: Pero me pregunto. ¿Por qué sufres por algo que tú no puedes controlar? No es más fácil adaptarte y ser como el resto de personas.
Espartano: Ese es el problema que tiene el ser humano, es demasiado egoísta para cambiar. Su forma de vida actual está desnaturalizada por completo. Si piensas en el futuro te pones triste y por eso no puedo hacer como si nada y cada vez es mayor el resentimiento que acumulo contra mi especie. Creo que todos somos culpables pero todavía más aquellos que tienen la confianza con su voto de los ciudadanos y sólo piensan en sus intereses. Son ellos los Gobiernos los que tienen que tomar consciencia. Nosotros tenemos que votar a una nueva generación de políticos que salvaguarden el mundo para las generaciones futuras, que se preocupen del todo y no de las partes.
Vulgo: Entiendo lo que dices pero no entiendo como he dicho antes tu sufrimiento. No vas a cambiar el mundo ni tú ni nadie, esto es así y como ha pasado en el pasado hasta que no estemos mal de verdad no va a cambiar nada. Pero eso no justifica el odio hacia las personas. Creo que cada persona es única, nadie puede decir cuántos son los que tienen que habitar la tierra.
Espartano: ¡Sí lo hacemos!, en la actualidad los países desarrollados viven así de cómodos gracias a la explotación de los recursos y la esclavitud "legal" de las personas de los países subdesarrollados. Eso es muy cruel, más que el odio a los tontos-egoístas que es lo que proceso yo. Pero cuando todo el mundo quiera una casa con; luz, agua potable, coche, supermercado al lado... ¿Quiénes o qué nos va a mantener, qué pobres diablos van a trabajar de sol a sol para hacerlo y cuánto va a aguantar la tierra nuestro ritmo de vida? Lo que va a pasar no nos gustará, y la peor parte se la llevará, como siempre, el vulnerable pueblo.
Vulgo: Veo que no entras en razón, que no quieres entender que esto no lo controlas tú, es la hipocresía de la vida y siempre ha sido así. Sigue odiándonos y odiándote. Con suerte en algún momento te cansarás y terminaras adaptándote al periodo que te ha tocado vivir.
Espartano: Sólo busco gente como yo, espero que podamos unirnos y crear un partido sin intereses partidistas, sino que se centre en su pueblo. Que sólo busque un equilibrio con todas las partes (naturaleza, personas). En el pasado movimientos como los hippies se rebelaron contra la injusticia, la guerra y demás males que nos atañen, tal vez ahora el pueblo esté sumido en las redes sociales, videoconsolas, televisión, etc. Pero es mi redención, seguiré creyendo que hay gente como yo que todavía cree que puede haber un mundo justo y con futuro.
Vulgo: Espero que hagas lo que hagas al final acabes siendo feliz. El odio antepone a la felicidad. La razón que usas no te va a mantener.

Espartano: No hay futuro sin presente. Necesitamos una especie menos primitiva que abra los ojos y asuma su responsabilidad.

La muerte un miedo existencial‏

Me gustaría empezar este artículo preguntando.
¿La muerte cuál es, el principio o el final de la vida?

     Cuando las personas pensamos en la muerte lo hacemos de una manera egoísta, nadie en este mundo quiere morir mientras tenga salud y fuerzas para afrontar la vida (he incluso muchos sin tenerlas). Pero está claro que es el paso por el que tarde o temprano todo ser vivo tiene que pasar. Pensamos en ella de una manera egoísta porque si fuese por nosotros ninguno moriríamos estaríamos aquí viviendo, no sé, eternamente. Pero está claro que eso de momento no es posible, por eso es una tontería temer su abrazo desconocido, lo desconocido nos asusta y no hay nada más desconocido que la muerte. Pero todos tenemos claro una cosa. No existe en el mundo una persona aún que haya pasado por varias generaciones de personas sin morirse, nadie ha vivido lo suficiente como para poder olvidar sus principios, vivimos tan poquito tiempo que todos recordamos nuestros comienzos en este mundo. Si lo pensamos bien, ahora más que nunca conocemos nuestro pasado como si hubiésemos formado parte de la vida de nuestros ancestros, archivos guardados heredados de generación en generación más las películas y series televisivas nos han informado de lo que había antes de que existiésemos nosotros, de una manera u otra nos han hecho partícipes de algo que no ha pasado durante nuestra existencia, nada empírico, todos esos registros históricos nos hablan de lo que fuimos y en parte nos dicen lo que podemos llegar a ser. Tal vez si no supiésemos tanto de nosotros y del mundo en el que habitamos no tendríamos tanto miedo a la muerte como el que tenemos, sentimos que el mundo va a perder algo importante al faltar uno de nosotros cuando la realidad es que el mundo nos detesta. Sí, formamos parte de una súper estructura en la que todos trabajamos para sacar adelante nuestras vidas. Científicos, militares, políticos, médicos, todos se necesitan y trabajan en equipo, pero nadie es imprescindible ya que aunque cada persona tenga su yo (personalidad o alma que la diferencia de los demás), al fin y al cabo no somos unas criaturas genéticamente diferente al resto de nuestros iguales sino un individuo más de la especie Homo Sapiens. Deberíamos dejar de mirarnos el ombligo para abrir los ojos y empezar a cooperar.
     Son pocos los que viven el presente, continuamente estamos pensando en el pasado y en el futuro y culpando a nuestro sino por las desgracias que nos pasan. Sólo lo que dominamos y comprendemos nos hace felicesEstoy seguro de que si no existiesen esos recuerdos colocados ahí gracias a la experiencia vivida no tendríamos un juicio respecto a la muerte, no tendríamos la sensación de haber vivido más de lo que realmente hemos vivido, de tener miedo a desaparecer porque sólo tendríamos un presente, sufrimos en gran parte por el conocimiento innecesario que nos proporcionan los medios de comunicación actuales.

     Si es cierto eso que dicen de que este mundo tiene miles de millones de años de existencia y nosotros tan sólo unas décadas, no entiendo por qué tener tanto miedo a algo que resulta tan cotidiano como es la muerte. Tal vez porque somos tan egoístas que pensamos que unos seres "enormes" como nosotros no pueden desaparecer de este mundo sin más como lo puede llegar a hacer cualquier otro animal. Pensamos que tiene que haber otro mundo esperándonos, otro cuerpo deseando que lo ocupemos, un padre todo poderoso que nos dé palmaditas en la espalda por lo buenos que hemos sido, o un demonio que nos castigue por no hacer bien lo que las leyes humanas nos han dictado en nuestras efímeras e insustanciales vidas. Tenemos la necesidad de creer que esto no es el final, queremos llenar nuestras vidas de sentido, olvidamos la vida presente para temer a algo que forma parte de nosotros (la muerte). Descuidamos el ahora, somos muy inconscientes. Puede que tengas veinte, cuarenta, setenta años... Pero al compararlos con la existencia del universo no son nada.
     Creo que la muerte nos atemorizará siempre y siento que tenemos tanto miedo a morir que olvidamos el vivir: viajar, conocer culturas nuevas, disfrutar de los acontecimientos con los que nos topamos. Muchos tienen tanto miedo a la muerte que se pierden muchas experiencias de la vida. Yo tengo miedo al dolor, pero no a la muerte, parece estúpido pero el dolor sí lo he experimentado antes y no gusta.

     Puede ser que la gente sea más feliz creyendo en fuerzas todopoderosas que los cuidan y los guían, cargando el peso de su sufrimiento a esas deidades y esperando con fe que ellos los libren de sus pecados y problemas. La vida es difícil, dura, sacrificada. Vivir es algo increíble y maravilloso, peligroso y en ocasiones cruel. Pero peor que la muerte es vivir por vivir, estar aquí sin saber para qué estás, sin entender que función tienes que cumplir. No hay que engañarse a uno mismo intentando darle sentido a una vida hasta que mueras, mejor intentar vivirla con respeto y empatía con el resto de criaturas con las que compartimos este mundo.

La verdad es que no sé qué hay después de la muerte, tal vez sólo haya paz.