Translate

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 28 de febrero de 2014

El súper cerebro‏

    Estaremos todos de acuerdo que nuestro cerebro no es otra cosa que un procesador biológico con miles de años de adaptación a un medio hostil. El común de las personas no se para a pensar que el ordenador más increíble que ha creado el entorno es el encéfalo. Capaz de almacenar muchísima información auditiva, visual, olfativa y transformarla en recuerdos que nos ayudan a pensar. La naturaleza tiene una manera muy útil de almacenar información y es a través de nuestros genes. Se encargan de transmitir nuestra carga genética a nuevas generaciones y así perpetuarse en el tiempo indefinidamente. Esto lo hemos extrapolado nosotros hoy a un nuevo cerebro virtual, más potente que ningún otro pero que todavía es incapaz de enlazar toda esa descomunal información para crear ideas autónomas. En la actualidad es el objetivo que persigue la inteligencia artificial, crear pensamientos como lo hacemos nosotros, encajar información para sacar conjeturas filosóficas, existenciales, emocionales que sean autómatas.
   Todavía no somos capaces de ser inmortales pero hemos avanzado mucho tecnológicamente, desde el descubrimiento de la escritura que ha sido nuestra primera memoria externa, se ha limitado a registrar todos nuestros recuerdos para poder consultarlos cuando sea necesario. Nadie sabe cómo eran o pensaban las personas de hace cien mil años, diez mil, tres mil... pero sí tenemos constancia de cómo pensaban hace poco más de dos mil años. Las ideas se anotaban de diferentes maneras y se quedaban registradas en los procesadores de la época: bibliotecas, estanterías y demás cobijaban esos descubrimientos varios hasta que alguien sacaba a la luz los sueños o trabajos de otros individuos. Ese fue el primer ordenador no biológico creado por un ser vivo. En la actualidad todo está informatizado, los métodos antiguos están quedándose obsoletos para dejar su espacio al mundo virtual. Antes si eras una persona erudita necesitabas leer muchos libros para cultivar tu intelecto, ahora toda la información del ser humano te cabe en una sola mano y la puedes encontrar apenas poniendo en el buscados un par de palabras.
    El progreso ha ido demasiado rápido y todavía no somos conscientes del poder que poseemos. Durante siglos hemos ido archivando nuestras ideas para que otros las fuesen mejorando, como hace la biósfera mediante la evolución, de un estudio trivial pasamos a una tesis comprobada. Esto permitió que la tecnología avanzase tan deprisa y en tan poquito tiempo, gracias al archivamiento de nuestro conocimiento hemos podido evolucionar a seres colectivamente hablando más inteligentes que nuestros ancestros. En el futuro de seguir ampliando la tecnología a este ritmo todos los seres humanos van a poder integrar en su encéfalo la biblioteca virtual que ahora es internet, no mucho más tarde que ocurra esto podremos traspasar nuestro yo a una computadora y quedar registrados en la nube virtual para navegar por el mundo e incluso adoptar un cuerpo no biológico. Para los que no lleguemos a visualizar este progreso nos queda hacer lo mismo que llevan haciendo nuestros antepasados relativamente poco tiempo; registrar nuestras ideas en el formato que sea (papel, virtual) para no desaparecer sin más.
    Todo el mundo es consciente que mientras nuestros pensamientos estén aquí desarrollándose, una parte de nosotros existirá en este mundo, nadie conoció a kant, Aristóteles, william Chespier, Charles Darwin, Isaac Niwton, etc. Pero todos sabemos que una vez hubieron unos hombres y mujeres que pensaban y desarrollaron el mundo para hacerlo más accesible, multitud de temas diferentes: científicos, poéticos, fantásticos que nos rodean por todas partes. Y muchos de los autores de estos relatos, artículos, informes ya no se encuentran entre nosotros e incluso muchos de estos personajes insignes dejaron de estarlo hace ya bastante tiempo. Por eso no podemos dejar de contribuir a nuestra especie y, la mejor manera es creando más memoria colectiva, aportar ideas nuevas y revolucionarias para que las generaciones venideras puedan elegir aquellas que les hagan progresar hacia un mundo más fuerte y unido. Antes era muy fácil manipular la historia, se dice que la escribían los vencedores, ahora gracias a internet las ideas son más libres que nunca, aunque nuestra alma terrenal cada vez sea más esclava, empero el pensamiento no tiene barreras ni obstáculos que lo frenen.

“Nuestra alma está en la historia narrada, por ello igual que no hay dos historias contadas de la misma manera, no existen seres humano superiores al conjunto de personas sino menos concienciados con su presente”.

jueves, 27 de febrero de 2014

"La corrupción es inherente a la condición humana"‏

    Así nos deleitó la Presidenta Cospedal el pasado año. Con una frase que delata la clase de mandatarios que controlan este país y, lo peor de todo es que todavía hay personas que disculpan a este tipo de psicópatas diciendo que la "señora" ha dicho una verdad como un templo. Pienso que los que gobiernan un país partiendo de esa máxima tienen que abandonar su cargo de inmediato para dejarles el puesto a humanos de verdad, personas que se preocupan de personas, estamos hablando del dinero de nuestro trabajo. El presidente Mújica de Uruguay es un ejemplo de ser humano magnánimo que hace gestos honrados a su pueblo como dejar el 90% de su sueldo a asociaciones de derechos humanos, con una filosofía de vida envidiable que emociona y unas frases llenas optimismo, futuro e ideas. Al oírlo hablar dan ganas de mostrarse ante él para reverenciase, este tipo de personas ecuánimes son las que necesita un país si quiere avanzar. 
    Otro ejemplo de política social es Butan, es de esos que están retrasados tecnológicamente hablando y que se dedican en su mayor parte a la agricultura, pero tiene una política de FIB (felicidad interior bruta) su rey se centra más en el capital humano que en el capital financiero y así un sin fin de ejemplos que no salen en las noticias. No creo que Suiza tenga la misma corrupción que España, ni Inglaterra, Holanda, Alemania e Italia, y puedo seguir con muchos más ejemplos.
    En España puede gobernar cualquier trozo de mierda (asignada por un partido ilegítimo) y hacer o decir lo que le plazca sea o no verdad. Por eso lo que debemos hacer los ciudadanos es dejar el sistema en manos del pueblo.
   Como he dicho en otras ocasiones hoy en día se puede actuar por medio de las nuevas tecnologías y llegar a la totalidad de la población de una manera honrada y sin tapujos. Si estos nuevos medios de comunicación como internet se facilitaran a la totalidad de los ciudadanos sin control monopólico de por medio de empresas que se enriquecen de una nueva y artificial necesidad humana de comunicación, todos podríamos visualizar los cambios políticos y de leyes e incluso votar las reformas en el acto sin tener que esperar cuatro años de expolio.
    Es urgente que cambiemos el sistema político y desbanquemos del trono tanto al Rey sinvergüenza como a sus secuaces. Me recuerdan a las novelas de caballeros con sus reyes, nobles y plebeyos.
    No sé qué nos pasa, de verdad que no entiendo cómo los jóvenes a los que todavía nos quedan 20 o 30 años para jubilarnos estamos pagando impuestos para nada, cotizando sin saber quién nos socorrerá cuando el sistema nos empuje fuera de la cola porque no pueda pagar las pensiones. Sabemos que en el futuro próximo sin un plan de pensiones no vamos a poder tener una paga cuando nos jubilemos, la sanidad de calidad será privada, la educación con salidas de futuro será privada, todo será privado pero cada vez más y más impuestos. Todavía seguimos regalando nuestro dinero a la casta de gandules que nos roba, engaña y manipula.
    No se han dado cuenta que ahora hay 3.000.000 de pobres, pero que en un par de años serán 6.000.000 de expulsados del sistema. Hoy se sabe que muchas personas se mueren literalmente por las largas esperas que tienen que hacer en la seguridad social, personas con enfermedades graves como el cáncer están siendo asesinadas por el sistema al alargar la espera su tratamiento y dejarlos perdidos en largas listas de espera. Estas personas han pagado durante años impuestos para que unos pocos tengan médicos privados mientras ellos se mueren por falta de medios humanos en los hospitales españoles.

    A aquellas personas que han estado cotizando durante 20 años o más y se les ha acabado el paro, el sistema les ha dado seis meses más y después les ha dicho, búscate la vida... No entiendo cómo se permite esto. No entiendo cómo hay colectivos que tienen discapacidades y ahora les han reducido su dependencia dejándolos a merced de sus familias. Cómo hay niños en este país que no pueden comer tres veces al día, gente sin casa mientras hay 3.000.000 de hogares abandonados esperando un dueño...

    Al final estamos consiguiendo que el sistema de bienestar sea un recuerdo de un ayer, pero lo peor de todo es que todavía estemos tan tranquilos cuando vemos que vamos sin frenos y llegan más curvas.

viernes, 21 de febrero de 2014

El Misántropo VS La Casta del Pueblo


   Vulgo: ¡Hombre, tú otra vez! Ya te dije que estás muy taciturno, por qué no vas al psiquiatra a ver si te receta algún fármaco...
   Misántropo: Hola pueblo alto, a su merced... ¿De qué quieres debatir ahora?
   Vulgo: Yo contigo de nada, estás muy loco, tus ideas son muy retorcidas. Me voy a trabajar.
   Misántropo: Esta bien alguien tiene que darle de comer a los sabuesos que controlan las administraciones públicas, empresarios de alto standing y demás casta española.
   Vulgo: Ya estás con tu mono tema, si estoy en este puesto es porque me lo he ganado yo. A ver cuando entras en razón. El mundo funciona así, ellos están ahí y tú por debajo de todos, más pensando como un perro-flauta. ¡Eres muy raro, siempre igual, deja vivir a la gente! Tú búscate la vida y deja de pensar tanto en política.
   Misántropo: <<No puedo, lo intento, pero el guion ha calado demasiado hondo, si los que tienen que luchar se esconden y los que tienen "su futuro resuelto" no quieren cambiar nada, ¿cómo combatir contra las ideas que estos falsos sofistas han inculcado a la mayor parte del mundo? Sumisión, resignación y miedo>>.
¿No crees que las cosas puedan cambiar, aunque sea un poco?
   Vulgo: Tú lo que eres es un Marxista, un rojo, un comunista bolchevique. Todos sois iguales. Pensáis que el pueblo puede gobernar, si no fuese por nosotros estaríamos en la edad de piedra todavía.
   Misántropo: Amante y fiel aliado del sentido común más bien. No me gusta la política, mandar es de gente mayor y yo siempre seré un niño. Prefiero hablar de igualdad no de riqueza, de ecología no de economía, de democracia popular no capitalista, de amor no de guerra...
   Vulgo: Ya veo inocente, fácil de manipular por la ignorancia de calle. No ves que si el pueblo de este país gobierna lo van a echar todo a perder, "nos van a poner a trabajar". Van a derrochar sin mesura y a vendernos al extranjero en porciones.
   Misántropo: Pero si lo que quiere la gente es trabajar, no quieren hacerse ricos, no desean destruir su país ni venderlo a Alemania. "Piensa el ladrón que todos son de su misma condición". Tú ganas mucho dinero en el ayuntamiento y los que estáis vendiendo España sois vosotros, nosotros no sabemos cómo mantener lo poco que nos queda para mañana.
   Vulgo: ¡Qué dices, cobro lo que me he ganado luchando muy duro!
   Misántropo: Todo el mundo tiene que ganarse la vida luchando duro y sólo quieren un sueldo para vivir dignamente. Con menos de mil euros al mes vive mucha gente en nuestro país. Imagínate que todo el mundo ganase mil euros al mes, ¿no crees que podríamos vivir mejor y tener una tasa de reproducción decente? Si tienes cuatro hijos serían seis mil, si son dos, serían cuatro mil. Repartir de una manera equitativa la riqueza que generamos todos y ahora disfrutáis unos pocos, encima con mentiras y expoliando a vuestra sociedad, invirtiendo con nuestros ahorros en bolsa, en vuestros amantes, dejando a la juventud sin futuro, negando un mañana a la comunidad. ¡Sois el anticristo!
Los abusivos impuestos que nos habéis obligado a acoger sólo los utilizáis (en su mayor parte) para maquinar las cuentas de bancos y administraciones. Estáis endeudando un país entero.
El estado se tiene que comprometer con los ciudadanos para que tengan cubiertas las necesidades básicas. La gente no puede vivir sin energía, sin trabajo, sin formación, sin sanidad... "No hay mucho que cazar en un bosque de hierro".
   Vulgo: Hombre, si el rojo sabe contar. ¡Deja de maquinar y ponte a trabajar! Siempre estáis quejándoos, la gente como tú perdéis el tiempo. Sois unos gandules.
   Misántropo: Creo que lo que hace la gente de este pueblo es trabajar muy duro, no creo que todo esto se haya levantado sólo. El problema sois los que pensáis que trabajar es tener esclavos que no lleguen a fin de mes y que encima estén agradecidos por vuestras sobras, con normas que sólo favorecen a tu casta.
   Vulgo: No quiero seguir hablando contigo de política, sabes que si empiezo a contar las veces que habéis hundido naciones para robarnos vilmente, me puedo tirar aquí una eternidad platicando. El capital es de quien se lo gana, las leyes para nosotros, vosotros trabajáis para que crezca este país.
   Misántropo: Haya o no una supuesta regulación de cómo nos ganamos la vida a través de sindicatos (puestos por vosotros), la esclavitud es un delito y cada vez son menos los que quieren estar esclavizados, trabajar más por menos. La gente que manufactura en China, Marruecos, Corea del Norte, etc. son pobres y trabajadores, trabajan duro para que las castas mundiales tengáis los privilegios y vuestros hijos derrochen sin parar el sudor y sangre de much@s mujeres y hombres. Habéis engañado al pueblo español, os habéis hecho con el poder y ahora se hunde vuestro imperio. Todos sois lo mismo, empresarios, políticos, "intelectuales"... Sois el mal del mundo, el final de la libertad. 
Nací libre. "Moriré de pie antes de vivir arrastrándome". Cada vez somos más los que nos negamos a poner el trasero a vuestra indolencia. Si pudiera os quitaba mañana mismo del trono.
   Vulgo: No dices que no eres como el resto de los de tu clase. Yo tampoco soy como los demás, somos superiores. ¡Cómo voy a vivir como tú! Cada uno tiene su estatus y nunca van a cambiar las cosas, cuanto antes te hagas a la idea mejor para ti. Los reyes serán reyes, los nobles, nobles, los empresarios, directivos, ejecutivos y demás cargos públicos y privados controlamos el mundo.

Tus hijos saldrán más mansos y conformistas que tú, para eso los estamos aborregando, empieza a actuar como el resto de tu clase social o no llegarás a viejo. ¡Loco misántropo comunista, aprende a obedecer, sométete o suicídate!

miércoles, 19 de febrero de 2014

El Misántropo: Un Mundo Normal.



   Vulgo: Hola, otra vez nos cruzamos hombre desesperanzado. ¿Me gustaría saber qué harías tú para poder salir de esta hecatombe que se nos avecina?

     Misántropo: Hola compañero del pueblo llano. ¡Puff! Me haces una pregunta muy complicada querido amigo...
Pues para empezar y desde un punto de vista racional el problema que pienso que primero hay que resolver y muy urgentemente es, el deterioro medioambiental, antes que cualquier otro. Para hacerlo tenemos que cambiar nuestra forma de pensar radicalmente. No se puede mantener durante mucho más tiempo esta forma de vida basada en el uso intensivo de los combustibles fósiles y la fragmentación de los diferentes hábitats regionales o mundiales esas son ideas de siglos pasados.
Una solución sería reubicar a las personas en nuevos asentamientos humanos más compactos y habilitarlos de manera responsable, unificar y repoblar los diferentes entornos rurales con bosques autóctonos y dejar que se regeneren tanto éstos como ríos y lagos. Respecto a las tierras de cultivo, agruparlas en zonas específicas bien organizadas, preparadas para una producción sostenible y responsable con el medio ambiente, buscando incluso comunicar las zonas de cultivo intensivo con las nuevas macro ciudades para permitir que la flora y fauna se regeneren..
   Vulgo: Ya empiezas a delirar. Veo que para ti lo más importante es el medio ambiente más que el bienestar de las personas.
   Misántropo: Todo es importante, pero en estos últimos siglos nos hemos centrado sólo en las necesidades de las personas y no de las del medio en el que se desarrollan. Qué más da tener una población grande si luego no puedes mantenerlos a todos llevando una vida digna.
   Vulgo: Creo que ese tema del medio ambiente va a ser de momento imposible de abordar. Ahora tenemos cosas más serias que los árboles y el resto de bichos del campo.
   Misántropo: Para qué quieres que hable de soluciones si las estoy intentando proponer y ya en el primer punto me echas atrás. No creo que valga más la vida de una persona que la de un ecosistema entero.
    Vulgo: Pues creo que lo que de verdad nos importa son temas cómo; la economía, la energía, el envejecimiento de la población, etcétera. No los bosques. ¡Digo yo! Lo importante es buscar soluciones a la caída de la economía.
   Misántropo: ¡Animales irracionales, asesinos de la vida! ¡Cómo me dices eso! La economía me importa lo mismo que a todo el mundo, por desgracia vivo en esta sociedad capitalista, materialista actual. Pero es una utopía, una lucha desigual. Hemos vuelto a la edad feudal, donde unos pocos vivían a costa de robar a muchos otros. Derecha, izquierda, centro... todos llevan la misma dinámica depredadora y parásita. Ya te he intentado explicar en otras ocasiones que es imposible arreglar una máquina si no se cambian las piezas defectuosas. Mientras este mundo esté gobernado por ladrones y psicópatas que sólo aman el poder, la codicia y el dinero no va ser posible arreglar ningún problema de la mayoría de personas sino que todos van a tener que competir en la jungla urbana para apoderarse de las sobras. Como una rata de estercolero, o un perro pulgoso.
   Vulgo: Entonces, ¿qué quieres decir, que siempre vamos a vivir en un mundo desigual?
   Misántropo: Sí, tal y como van los acontecimientos actuales no veo que esto vaya a cambiar a corto y largo plazo.
Quiero decir que por desgracia aquellos que tienen el poder (corporaciones, bancos, gobiernos) todos menos los que deberían tenerlo, son enfermos mentales que viven en una gran mentira y están empujando a este mundo al desastre total. No digo que esto pase mañana. Pero sí digo que tú y yo vamos a ver el principio del fin del sistema actual.
   Vulgo: Eres un pesimista, no sé por qué he intentado hablar con un necio apocalíptico misántropo.
   Misántropo: "No es más ciego el que está impedido de ver por nacimiento, sino el que no ve por convencimiento". La economía tal y como la conocemos nosotros se basa en el crecimiento infinito, no hay nada infinito cuando los recursos son finitos. ¡Nada, coño, nada! En primer lugar tenemos que luchar contra un mal cultural que nos está hundiendo, el egoísmo de nuestra sociedad y más en ciertas minorías que sólo piensan en enriquecerse a costa de la mayor parte de personas que viven en esta nación y en el mundo.
   Vulgo: ¿Entonces dime, cómo crees que se podría solucionar esto?
   Misántropo: Extirpando a aquellos individuos que como un cáncer dañan al resto de hermanos. Porque recuerda que todos somos hermanos, todos somos de la misma especie y convivimos en el mismo termitero. Cuando hayáis eliminado esas células malignas y colocado a seres humanos en el cargo que de verdad quieran cooperar, entonces daremos otro paso para mejorar el presente y tener un futuro en este país.
Para el populacho de atapuerca. Te voy a buscar una metáfora para que entiendas el símil que puede haber con dos cosas tan distintas. Un barco y un país. 
"En el siglo pasado hubo un acontecimiento que marcó la mentalidad de la época. El hundimiento de un insumergible llamado Titánic. España ha sido el barco que parecía indestructible, lleno de personas de clases diferentes pero todos con un mismo destino. Titánic chocó contra un iceberg, España contra una burbuja. Al igual que el capitán del barco y sus secuaces, los políticos y grandes empresarios sólo piensan en la potencia y dimensiones del país sin pensar en las pérdidas humanas que una tragedia podría cobrarse. El caso es que al estallar la burbuja el país comenzó a hundirse, los años posteriores a la colisión la tripulación más pudiente empezó a subir a los botes salvavidas mientras que el resto se agarraban a lo que podían e intentaban pisotear al que fuera para aguantar lo máximo en el barco. Tarde o temprano los culpables de la catástrofe se marcharán con sus cuentas a Suiza y otros paraísos fiscales, mientras que los de segunda y tercera clase verán como sus sueños se van para terminar atormentados porque será imposible sobrevivir en un país devastado".
   Vulgo: Ya veo que no entiendes nada de nada. Buscaré en los medios de comunicación respuestas. Éstos hablan claro. ¡Ignorante loco!

lunes, 3 de febrero de 2014

Diario de bitácora‏


     "Hoy por hoy, navegando por el extenso mar, a la deriva, con vientos fuertes que empujan mi velero hacia el fondo de las inestables aguas. No sé cuánto tiempo podrá soportar mi nave las potentes embestidas".
     Cuanto más intento volver al mundo de Matrix, más trabajo me cuesta mantenerme en él sin salir. Día a día lucho contra esa sensación que tenemos muchos de desconsuelo, pesimismo y desilusión por lo que nos queda por ver. Más todavía cuando sientes que navegas solo por el vasto y solitario océano sin ningún compañero de viaje que te guíe cuando te sientes perdido, pensando que lo que te rodea es un castigo del destino por no haber sabido ubicarte en el tiempo.
     “Los partidos políticos, ejércitos y demás, se sienten fuertes cuando son muchos los miembros que los apoyan, suelen desaparecer cuando se diluyen, perdiendo así el poder que les da la cohesión de fuerzas e ideas”.
     Miras hacia el horizonte con ojos rasgados por la falta de sueño más el sol ardiente dándote de lleno quemando tu piel blanca como la leche no ves nada más a tu alrededor que agua salada y fría. Te ofuscas, te desesperas. Durante unos segundos te centras en el presente y buscas en tu mente aquellos recuerdos que te mantengan con vida y anclado a Matrix; seres queridos; proyectos; etc. Piensas que la esperanza tiene que estar ahí siempre, que si se marcha ya no te queda nada en esta vida, que todas las células de tu cuerpo han nacido para vivir y luchar para reproducirse y, que ninguna parte de tu alma quiere rendirse. Entonces sales de tu ensimismamiento y durante un tiempo sigues en Matrix, hasta que te bofetee de nuevo la realidad.
     No nos gusta la verdad, eso ha sido siempre así, preferimos escuchar mentiras alegres que verdades dolorosas e incómodas, la verdad en ocasiones es muy triste y hace mucho daño. Pero peor es vivir en una mentira cuando sabes que no te va a hacer feliz nunca, este mundo caótico, porque todo lo que te rodea es una obra de teatro con su atrezo, actores y guiones escritos meticulosamente. Tenemos que ser conscientes de lo que somos y de lo que nos rodea aunque el vivir en Matrix nos haga más felices y por ello la expresión "vivimos en una burbuja". Así nos creemos protegidos de todo, invencibles, hasta que nos estrellamos de nuevo, volviendo al mundo real.
     El puerto más cercano queda lejos, tienes a tu alrededor muchas direcciones que escoger pero ninguna te ofrece la seguridad de llegar a tierra firme, eso te hace desconfiar y perder motivación para escoger cualquiera de ellas como la que te va a hacer feliz. Otras veces convencido de que estabas en lo cierto, fracasaste, aprendiste de los errores, pero la experiencia no te llenó las bodegas de víveres. Cada vez tienes menos fuerzas para extender de nuevo las velas al viento y escoger la mejor ruta. Cada año el mar está más bravo y eso no te ayuda a encontrar el destino. Te preguntas continuamente...
“¿Tengo alguna misión en esta confusa vida, hay algún propósito tras nuestra existencia?”

sábado, 1 de febrero de 2014

El economista‏



               Bueno, voy a explicar que es la economía para aquellos que queráis estudiar el valor, sentido y manejo de aquello que se llama economía de una manera simple y sin pasar estudiando cinco años formulas y demás: La economía es aquello que utilizan los gandules para aprovecharse de los que trabajan.


            El rollo es tal que ya cansa. Los individuos que se hacen llamar seres razonables explotan a la naturaleza de una manera cruel, ésta no es compensada nada más que con deterioro y extinción, éstos a su vez son expoliados por otros más listos que viven a costa de su trabajo y así sucesivamente hasta llegar a los gandules supremos que lo único que hacen es disfrutar de su poder y esquizofrenia. No hay que ser muy listo para ver que el mundo no funciona por inflación, deflación, expolio o corrupción... La información la tenemos dada con la historia pasada y, aún así seguimos cometiendo los mismos errores (peores), pero ahora con la ayuda de la tecnología para degradar más rápido el limitado tinglado.
            EL MUNDO ESTA LLENO DE PARÁSITOS, ¡cómo puede ser que haya tanto tonto en este putrefacto mundo, por dios! Mil años atrás entiendo que pudiera pasar porque la gente no tenía cultura, información, ni consciencia de la realidad, pero que en la actualidad el mundo se deje engañar por psicópatas que no piensan nada más que en ellos, no lo entiendo. Y que sepáis que tal y como está la economía mundial no hay una guerra por los pepinos nucleares que dejarían un yermo total, que se lía la de dios, si no, estaríamos todos pegando pepinazos de aquí para allá.


            Yo tengo la jodida fórmula para de la felicidad. ¡La tengo...! También la manera de que la crisis mundial se termine y que haya un mañana para todos nosotros. Acabar con la mafia institucional de la jodida avaricia, envidia y egoísmo de aquellos que la procesan. ¡A TOMAR POR CULO LOS HIJOS DE PUTA, REVENTADOS COME BILLETES! Terminar con los hijos de puta que nos pisan el mañana, esos que sólo se preocupan de ganar más y más a costa de las personas y el medio ambiente. −¿Han visto? ahora merezco un premio nobel por tener el nirvana de este puñetero mundo, un jodido y puñetero planeta de tontos retrasados y dominadas marionetas−. Como las utopías son sólo eso y me voy a dejar los eufemismos a un lado. Animo a los jóvenes que se hinchen a disfrutar de la vida, que no les hagan caso a los mayores cuando digan que se esfuercen, eso lo dicen para que luego ellos puedan tirarse a la bartola acosta de nuestro trabajo mientras hunden este mundo cada día más. Vivir la vida, pero dejar vivir a los demás. A esta mentira no le queda mucho tiempo, al final este mundo se va hundir como un insumergible transatlántico.
“Siempre nos han contado en los cuentos que al final ganan los buenos, entonces. ¿Cuánto le queda a este jodido cuento incipiente para terminar?” Sólo el destino lo sabe…