Translate

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 30 de mayo de 2014

Las dos Españas: La Casta (PP, PSOE) vs El Pueblo

Para aquellas personas que han nacido a finales del siglo XX tal vez les suene de pasada La Guerra Civil que sufrió España a primeros de siglo. Si extrapolamos aquellos años con los de ahora habrá diferencias, mas también hay muchas similitudes.
De primeras, hoy por hoy todos los ciudadanos estamos oprimidos por unos partidos a nivel nacional y europeo que no dan soluciones a los problemas que existen con sus miembros. Sólo unos pocos países (Alemania, Holanda) funcionan con esta Europa. El sur de Europa está gravemente dañado, con unos políticos que se preocupan más de llenar sus cuentas situadas en paraísos fiscales que de solucionar los problemas del pueblo. El 25 de mayo del 2014 será recordado como el primer gran aviso o último para solucionar la desigualdad existente en Europa.
En España los nuevos partidos de izquierdas (populares) apoyan al pueblo, están dando nuevas ideas para solucionar los desmanes de paro y pobreza, pero aún estudiándolos detenidamente tienen fallos que deben solucionarse especialmente en el apartado económico, mas estimulan a la sociedad para confiar un poco en un hipotético cambio político que saque de la miseria (a la que muchos van de cabeza) a los ciudadanos. Pero como suele pasar cuando algo sale del orden establecido (miedo a perder lo robado), los que todavía tienen riqueza e incluso aquellos que están beneficiándose  del sufrimiento de muchos se quejan e intentan tildar a estas nuevas fuerzas de monstruos que lo que desean es el poder: bolivianos, bolcheviques, friquis, comunistas, chavistas, rojos, terroristas, fascistas... Muchos adjetivos tintados con desesperanza para intentar descalificar a una nueva fuerza política que, de momento, no tiene nada que ver con la casta actual. La casta (PP, PSOE) está herida de muerte, los ciudadanos cansados de falacias y demagogia están buscando alternativas al orden establecido. ¿Cuál es el gran problema de todo esto? Un conflicto armado muy parecido al que ocurrió en los años 30 del siglo pasado. La casta son los grandes partidos, bancos y empresas del Ibex entre otras, en estos momentos están dolidos por el estado de la economía pero tienen todavía recursos suficientes como para esperar a que esto "reflote". Luego tenemos al pueblo llano, populacho, o mejor dicho, el resto de personas que se tienen que machacar a trabajar para poder sobrevivir pagar impuestos y algunos darse un capricho de vez en cuando, otros simplemente no encuentran un sustento. Son los que ahora apoyan con su voto a las nuevas fuerzas políticas.
Una vez definido esto, podemos ver las grandes diferencias que hay entre los primeros (Casta, régimen del 78...) y segundos (trabajadores, pequeñas empresas, inmigrantes, jóvenes, pensionistas...) y la distancia que queda entre unos y otros es el vacío que ha habido hasta AHORA. Las nuevas fuerzas políticas son de momentos insolventes, libres de pecado político. Nuevos corderos que quieren luchar contra los lobos que tenemos dentro. Por eso se respira miedo en los medios controlados por la casta, intentan disuadir a los esclavos del pueblo a que voten a unos monstruos y les dicen que ellos (los verdaderos animales) son los que tiene la solución futura a nuestros problemas. Pero la mentira ya no cuela, nadie confía en una casta corrupta y psicópata.
Como conclusión a este artículo diré: TAL VEZ LO OCURRIDO EN EUROPA SEA EL PRINCIPIO DE LA NUEVA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. Los tiempos han cambiado de acuerdo pero no las personas: egoísmo, hipocresía, avaricia... Todavía son inherentes a la condición humana (como dicen algunos impíos políticos). El resultado de tal crisis va a ser con toda seguridad un conflicto armado entre el ejército controlado por la casta (en la Guerra Civil Franco, la derecha, los que tienen poder...) y los nuevos partidos políticos apoyados por el pueblo (republicanos, la izquierda, los oprimidos).

Tal vez ahora estamos en una descompuesta UE y vivimos en un mundo Globalizado Tecnológico y dominado por grandes potencias U.S.A, Rusia, China. Pero como dije anteriormente el ser humano no ha evolucionado y mientras el interés no esté centrado en todos juntos hacia adelante, va a ser imposible que sin repartir lo que hay equitativamente y finito (los recursos son finitos) todos puedan tener un futuro en un mundo cada vez más fragmentado, sólo es cuestión de tiempo que la bomba estalle.

viernes, 9 de mayo de 2014

El racismo: una lacra social actual

   Hoy quiero dar mi opinión sobre un tema que creo que por desgracia cada vez está más presente en nuestra sociedad. Algunos programas de televisión y series incentivan al colectivo social a ser racistas. Por ejemplo, una serie popular que lleva muchos años emitiéndose Aida. Denigra a los inmigrantes haciendo una despreciable burla de su lenguaje, raza y costumbres.
   Es algo que llevamos arrastrando en la sociedad desde siempre, muchos rechazan lo diferente con ideas cargadas de prejuicios (no hay valores). El ser humano ha evolucionado durante millones de años y cada raza es un claro ejemplo de adaptación: piel oscura, piel clara y demás atributos son parte de la acomodación al entorno. Pero al final todos procedemos de los mismos ancestros y aunque haya personas que quieran buscar diferencias cognitivas, los diferentes estudios han demostrado que no es así, todos los seres humanos podemos tener las mismas capacidades y no nos diferenciamos más unos de otros por ser de razas distintas, sino por tener culturas muy diferentes. Odiar a otra persona por el mero hecho de ser de otra raza es un retraso para una sociedad supuestamente avanzada.

   En un mundo globalizado cada vez es más fácil que se agrupen sociedades desiguales con sus diferencias generales en un mismo entorno. Hay costumbres que por su trato discriminatorio sí que están evocadas a desaparecer. La esclavitud, el trabajo forzado de menores, son algunos ejemplos. El rechazo a los tratos denigrantes hacia la mujer, es algo que todos tenemos que denunciar globalmente y terminar por implantar en todas las culturas.
No quiero hacer apología a la inmigración ya que parece que van de la mano, las diferentes razas con los inmigrantes, pero por lo general el hombre blanco ha sido durante siglos la criatura más racista de este mundo y más inmigrante y emigrante.
   Será difícil convivir en un mundo como éste sin que nos respetemos y, no veamos sólo los diferentes rasgos como escusa para excluir a las personas, sino aquello que nos une como especie, las diferencias en general enriquecen este mundo. Todos queremos y necesitamos para ser felices: igualdad social y económica, ese es el objetivo del colectivo a corto y medio plazo. Hay negros listos y blancos muy tontos, indios buenos y malos, chinos trabajadores y chinos ociosos... Y así con todas las razas de este planeta. Me gustaría que en el futuro todas las personas encontráramos aquello que nos une, que para mi entender es luchar contra viento y marea para que haya un mañana, "y si es mejor que éste, perfecto". Aunque lo que se observa en la actualidad es un proceso de "metamorfosis" a escala total que implica cambios nuevos y radicales, sin patrones marcados previamente que guíen la nueva historia que nos viene.
   Como apunte personal. Últimamente siento rechazo por las personas en general, una desmesurada misantropía. Se me ha creando un concepto negativo del ser humano y eso me lleva a extrapolarlo al cómputo global y espero no caer en el mal más grande que ha tendido nuestra especie, "odio". Siento que no puedo evitarlo, al ver a todas horas la cantidad de injusticias que nos golpean y la búsqueda del vulgo por pisotear a quien haga falta para estar, el individuo en cuestión, en una posición ventajosa del resto. Más si estudias un poco de nuestra historia te das cuenta de, que la maldad es generalizada y, lo que es peor, la hipocresía que se respira en el mundo actual me hace sentir totalmente desconcertado. Cada vez se valoran menos las cosas (no digo materiales sólo), amistad, amor, compañía, honor, dignidad... Todo tiene que poder comprarse en este mundo loco, es algo inaudito. Espero que este siglo no sea el de nuestra desaparición sino el del renacimiento. Y deseo de corazón poder volver a confiar en las personas con las que convivo en este mundo.
   No soy de citar frases de personajes ilustres. Os dejo a vosotros la moraleja de este tema. La mía sería “la de juzgar a las personas siempre por sus actos y nunca por su raza o condición social”. Este texto lo podía haber escrito cualquier persona da igual la raza que tenga.