Translate

Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 7 de enero de 2013

El devenir

        Pienso que hay muchas cosas que pasamos por alto día a día, planteamientos que no nos hacemos porque la mente está ocupada en otras labores. Pero es importante analizar ciertos detalles de la vida actual. No sé si a vosotros os ocurrirá lo mismo, mas yo he notado que la gente mayor de entre 50 a 70 años, muchos, están pasando por ese momento difícil de la vida. Cuando ves que la vejez te está alcanzando y ya no hay vuelta de hoja. Algunos han perdido ya a sus seres queridos y muchos de los hijos han tenido que salir de su ciudad para buscarse "un porvenir". Pero eso no es todo, algunos sufren enfermedades que les complican un poco más la existencia.

         ¿Qué nos plantearemos cuando lleguemos a esas edades? Es ley de vida crecer, desarrollarse, y vivir. Lo hacemos poco a poco y vamos cambiando con el proceso, ¿pero por qué los mayores nos dicen que la juventud actual está perdiendo valores?, ¿por qué dicen que los jóvenes de ahora sólo piensan en disfrutar, tener más dinero y estar por encima de sus compañeros de trabajo? Una lucha que de seguirla durante largo tiempo los agotará a una temprana edad.

             Antes no se necesitaba saber una barbaridad para poder ganar un jornal decente, pero cada vez se exigen más cosas para poder sobrevivir en la sociedad actual: mayor formación, idiomas, experiencia. Año tras año la lista de necesidades se va extendiendo a la vez que las personas que reclaman un hueco para vivir. Por eso si la gente más mayor, como nuestros padres y abuelos se quejan de lo que hay en la actualidad, ¿Cómo estaremos entonces nosotros mañana? Muchos no habrán podido tener descendencia o lo habrán hecho a edades anormales, pasados los treinta y cinco, la sociabilización (aunque cada vez hayan más personas) es llevada al plano inexistente, el que trabaja podrá vivir, pero sólo eso, el estar sano mentalmente será una suerte, enfermedades como: depresión, ansiedad, formarán parte de nuestra nueva forma de vida.

             Lo más surrealista de todo esto es que lo que estamos viviendo nosotros es obra de las generaciones que sufren los síntomas expuestos al principio de este artículo, aquellos que se quejan de nosotros, y a la vez se compadecen de nuestro fatídico futuro. No es paradójico. Ellos crearon Internet, los autos, la necesidad del petróleo, la necesidad ingente de madera que ha mermado los pulmones del mundo y todo aquello que a muchos no les deja conciliar el sueño. Ahora aquellos que han provocado todo esto tienen pensiones y jubilación. Pero a pesar de saber que nosotros no tendremos nada de lo que ellos disfrutan en la actualidad, seguimos apoyando el sistema que años atrás crearon, pensando que tener esperanza es la solución.


         No veis que todo esto tal vez es un proceso que nadie puede controlar, aunque parezca ciencia ficción. No serán fuerzas desconocidas las que a pesar de ser dañino para nosotros, nos empujan irremediablemente hacia nuestra extinción. Porque la pregunta está ahí. No veis que cada generación nueva es criticada por las anteriores cuando son ellas las culpables de esa generación, ¿será como en mi libro, una fuerza extraterrestre la que nos empuja hacia nuestro final?, ¿será la evolución que quiere desarrollar una nueva y poderosa forma de vida, tal vez inorgánica y son nuestros propios genes los que nos llevan a crear y desarrollar a pesar de desconocer las consecuencias? Lo veo y me quedo atónito, no entiendo que destruyamos las cosas y luego queramos recuperarlas. Como ha pasado con animales primero extintos por el hombre para luego intentar devolverlos a la vida. Pues esa es la naturaleza humana. Recordar que ahora somos una superestructura, los que viven en la actualidad son verdugos de los ya muertos, cómplices de los vivos y los que vamos a dejar un mañana sin luz a los que vienen.



        Está claro que como ha pasado siempre esto lo lleva escrito la evolución desde el principio de los tiempos, simplemente somos las marionetas que trabajan controladas por fuerzas que tal vez no podamos ver pero que tienen que estar ahí, si no es así, simplemente es porque somos una especie tan estúpida que no sabe qué hacer para mantenerse en el tiempo.

sábado, 5 de enero de 2013

¿Qué es ser inteligente?‏


              Creo que es la típica pregunta que todo el mundo se ha hecho alguna vez. Parece que siempre ha estado de moda eso de designar a las personas en diferentes grupos: tontos, listos, idiotas... es una clasificación que puede llegar a ser infinita y estúpida, una gran pérdida de tiempo. He leído algo sobre el tema y ser inteligente no es solamente sacar calificaciones de escándalo en los exámenes, ni ser el típico impertinente que se cree que lo sabe todo y de lo único que sabe es de lo que se acuerda cuando lo ha estudiado. Está claro que es un tipo de inteligencia pero es sólo eso, ya que ésta abarca mucho más en la mente humana. Si medimos la inteligencia habría que hacerlo en conjunto, porque el ser humano no nace sabio, se hace sabio. No nace inteligente, se hace inteligente. Todos nacemos pero humanos algunos se hacen, el resto están porque tiene que haber de todo en este mundo y lo único que hacen es bulto, un populacho cada vez más extendido.

       Hace mucho tiempo que me fijo en la conducta de la gente e intento hacer una clasificación particular, pero incluso el más tonto parece reaccionar mejor que los "listos" según la situación. Como he dicho anteriormente la genética es algo muy importante y debemos tener claro que no se puede cambiar y, desde pequeños ya estamos asignados con una limitada capacidad, pero la experiencia es la que te hace ser cada vez más inteligente. Respecto a lo de que los inteligentes sufren más, en eso estoy totalmente de acuerdo. Creo que aquellos individuos que reciben un estímulo y lo procesan en su interior, después sacan una conclusión y junto a otros nuevos estímulos que ya tiene el sujeto almacenados, los une todos para buscar como decía Kant una razón universal (aquella por la que no se puede dudar) y es gracias a la experiencia el poder unir como en un esquema los enunciados para llegar a una conclusión, que sólo será veraz cuando no tiene vuelta de hoja.

            Para poder llegar a ser inteligente primero tienes que llegar a ser humano, pues se dice que son estos los culpables de tal Don, y no se es humano cuando se actúa de manera animal, por lo que un salvaje no podrá serlo y aquellos que hacen el mal son salvajes, porque el humano es el que hace el bien ante todo, ya que si nos caracterizamos de algo las personas; es de que sabemos hacer el bien, que no es otra cosa que no hacer daño a el resto de criaturas (tanto animales como plantas). Por eso os digo que para mí hay mucha gente pero poca inteligente. Si yo tuviese que decir lo que soy estaría entre animal y persona ya que muchas veces no hago las cosas como debiera. No creo que el hacer las cosas igual que el resto del vulgo sea mucho más inteligente que la oveja que sigue al pastor y a su rebaño y, es el problema actual, tenemos libertad de expresión, pero no de pensamiento y digo esto porque si te sales de los estándares serás juzgado y apartado de la misma sociedad.