Translate

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 28 de septiembre de 2012

6. Razón o fe: la amistad.




"Amigo no hay amigo, el mejor amigo te la pega, el único amigo es Dios y, un duro en la faltriquera". Eso decía mi bisabuela.
 
La amistad, para mí es respeto, admiración, desinterés, confianza... Tal vez características similares a las que se atribuyen a una pareja. El buen amigo se hace, esforzándose día a día. Por eso creo que cada vez es más difícil encontrar " buenos amigos". Tenemos las redes sociales, los foros, chats... nos bombardean continuamente con solicitudes de amistad, muchos parecen disfrutar al decir que tienen cien o doscientos amigos, hasta se pican para haber quién tiene más.

Esta sociedad en la que vivimos, no sólo está matando a la familia tradicional (en la que inculcaban valores a los hijos para que respeten: a los mayores, profesores, padres, etc.). También está terminando con la verdadera amistad. Al igual que en la actualidad podemos tener un millón de fotos de diferentes momentos sin apenas esfuerzo (para que al final se pierdan por una avería de la máquina o extravió del pen...) con los amigos pasa algo parecido, tenemos tantos "amigos" que al final, terminan perdiéndose. podemos tener un millón de ellos, “sólo nos cuesta la fibra de ONO”. Antes, terminábamos el carrete e íbamos corriendo todo ilusionados para que nos lo rebelasen y vernos rodeados de las personas que de verdad nos importaban, terminando en aquél portafotos familiar (que muchos guardan en casa de los padres y que los jóvenes de ahora observan desconcertados).
 
Recuerdo a los cuatro amigos que eran con los que habías crecido en el colegio y pasabas con ellos las primeras salidas, los cambios de la famosa pubertad...  No sé cómo sería 30 años atrás, no lo pude vivir. Pero antes se sabía si a alguien le importabas de verdad; algunas tonterías como el tocarte en el telefonillo del portal, te esperaba en el bar, te llamaba a casa y dejaba el recado a los padres, seguro que os acordáis de todos aquellos increíbles momentos... Ahora te mandan un mensaje por el facebook felicitándote el cumpleaños y todo porque se lo recuerda la propia página… y si no lo ves ya te echarán en cara que nunca los llamas... Quiero pensar que todavía queda algo de amistad, no quiero perder la fe dejándome llevar por ideas cómo: "todos nos movemos por interés y conveniencia". En la actualidad tener un amigo esta cada vez más caro (como todo). Pero como he dicho al principio, la amistad es muy difícil de mantener. Sólo la familia más cercana se puede considerar amiga y para toda la vida, mas incluso así no es altruista; el parentesco (la sangre tira).
 
Nuestro joven amigo Catuc, se quedó solo al salir de Albatum. Su único compañero, Poder, había perdido el control por completo, y su familia en aquellos difíciles momentos de su vida estaba fuera de su alcance. Pero tuvo suerte de conocer a una criatura de Danden llamado Duda, este pequeño ser le enseñó a ser elocuente con sus palabras, y a confiar de nuevo en esta difícil vida. Tal vez se encontró a muchos Tanuneuns por Danden, pero para poder crear vínculos de amistad hay que jugársela dejando que otros individuos penetren en tu vida. Él, dio algunas oportunidades pero muy pocos las supieron aprovechar.


Epístola a la conciencia.‏


 Querida conciencia, parece una locura el escribirte, tal vez lo sea, tan sólo te escucho en mi mente, mas me gustaría decirte muchas cosas...

Nunca nos acordamos de ti, de esa parte de nosotros que nos acompaña a todos lados, que nos regaña cuando hacemos algo mal, en ocasiones hasta nos torturas por no hacerte el debido caso. Pero gracias a ti mantenemos la dignidad. Es contigo con la única que debatimos todos los aspectos del día a día sin miedo a ser juzgados.

 
Llevamos conviviendo juntos toda una vida, pero no me canso de sentirte. Hemos crecido a la vez y experimentado todo tipo de vivencias. Sé que tal vez en ocasiones no he sido tan buena persona como debiera y he faltado a tus sabios consejos, pero al final aprendí de mis errores y cómo no, gracias a ti.
 
¿Cuántas veces nos has dicho que eso que hacíamos o pensábamos no estaba del todo bien?, —si lo haces así va a salir mal o, eso no lo digas que la lías... —y cuando no te escucho casi siempre meto la pata. Son muchos, tantos sabios y buenos consejos, que sería imposible recordarlos todos.
 
No sé por qué estás ahí, o, si te encuentras alojada en el resto de gente. Tal vez no estés en algunos, "muchos parecen haberte perdido"; actúan sin control, alocadamente, haciendo daño al resto de personas.
 
He escuchado rumores que afirman que eres el alma, otros dicen que te desarrollas al final de la infancia o que es Dios guiándonos por el buen camino, se puede escuchar de todo. No sé lo que eres, pero sé lo feliz que me haces sentir. Cuando te escucho y hago lo que me dictas, al final las cosas salen bien. Por eso deseo que no me abandones nunca, que me sigas guiando por el buen camino. Porque no siempre te siento, pero cuando lo hago sé que todo se solucionará.
 
Creo que nos olvidamos de que todos somos seres humanos, y, que es sólo ella la que nos diferencia del resto de animales.

jueves, 27 de septiembre de 2012

5. Razón o fe: la felicidad.

Todos la buscamos, creemos que la tenemos y que se quedará a nuestro lado para siempre, y, entonces se marcha; en su lugar llega la desesperación, el desconsuelo y la tristeza. Pero nos ocurre un nuevo suceso, otra meta marcada y nos cruzamos de nuevo con ella, nos aclara el alma de pensamientos tristes y nos devuelve la ilusión, la mente se despeja dejándonos ver un magnífico día soleado donde antaño parecía haber tormenta y, volvemos a ser felices.

Sabemos que la felicidad no se puede conseguir con ninguna fórmula mágica, no hay en todo el mundo una persona 100% feliz. Cuando poseemos algo nuevo al principio todos somos dichosos, mas con el tiempo vamos perdiendo interés hasta que terminamos olvidado aquello que nos hacía feliz. El problema es cuando eso nos pasa con una persona. Queremos que las cosas siempre sean igual, que no cambien nunca, pero no nos damos cuenta de que las personas no son objetos y por eso no se pueden usar y después cambiar por otro nuevo con todas las cualidades buenas que el anterior “más los nuevos extras”. Hay gente que se piensa que se puede comprar todo en esta vida, hasta la felicidad, pero no creo que eso sea posible.


Pienso que cuanto mayor sea la responsabilidad del individuo menor será su felicidad, un mayor conocimiento y estatus te obliga a dar más de ti. La presión que ejerce la sociedad actual con nosotros nos hace más infelices, las metas cada vez están más alejadas y el esfuerzo que se tiene que hacer para estar ahí arriba cada día es mayor e incluso los que han logrado llegar a la cima terminan pensando, ¿y ahora qué?

¿Cómo puedo ser feliz si tengo que pagar la hipoteca, dar de comer a los niños, ir a trabajar, seguir formándome, hacer deporte para encontrarme en forma, buscar tiempo para mi pareja, familia y amigos y otro para mis hobbies? Es una pregunta que cada vez nos hacemos más jóvenes y no tan jóvenes. Pero para los que no tienen un empleo las cosas no mejoran... ¿Dónde puedo trabajar, soy un inútil desafortunado por encontrarme con este desmán, cómo compraré lo necesario para vivir? Son algunas de las preguntas que se hacen aquellos jóvenes que no encuentran un hueco en el mercado laboral. El no querer ver lo que ocurre también nos hace infelices ya que no nos preparamos adecuadamente para los cambios que inevitablemente van sucediendo.

El mundo de Catuc no es diferente al nuestro respecto a ese tema. Él entendía que con el salario que le daban a los de su clase social nunca podría llevar una vida tranquila y feliz. La inestabilidad que sufrían los ciudadanos de las ciudades era tan injusta que les aniquilaba las metas a corto y largo plazo. Como pasa con nosotros en la actualidad; el estrés y la falta de esperanza los encaminaba por senderos oscuros, al final terminaban consumiendo todo tipo de drogas y medicamentos para poder seguir viviendo y no terminar sucumbiendo por las Monitus. Catuc no deseaba terminar como sus padres y su abuelo, él confiaba que había otra salida, por eso tuvo que crecer rápido. Tal vez sufrió muchísimo en su infancia, pero tenía esperanza y eso lo mantenía feliz, un mundo entero que explorar y multitud de criaturas nuevas que conocer.


miércoles, 26 de septiembre de 2012

4. Razón o fe: el miedo.‏



No me gusta hacer alusiones de nadie, creo que cada uno tiene sus propias opiniones respecto al miedo y por más menciones que ponga, no creo que nos salven de él. Todos tenemos miedos y fobias, es algo que se encuentra alojado en nuestro subconsciente. Para lo que a algunos es un miedo atroz para otros no es nada más que una sandez.

El miedo a la soledad; creo que es una de las formas de miedo más extendidas en nuestra especie, no creo que haya mucha gente que no lo procese y, supongo que serán pocos los que no lo hayan experimentado alguna vez en su vida, éste y el miedo a la muerte son algunos de los más extendidos. Somos una especie social y necesitamos de nuestros semejantes para poder vivir, algunos incluso después de tener varios desengaños con las personas siguen manteniendo la esperanza de encontrar aquel individuo que los escuché, respete y quiera. Los científicos intentan suprimir de nuestro subconsciente aquellos temores infundados e ilógicos, pero estoy seguro que ellos también tienen sus propios miedos. Las creencias religiosas son una redención a lo desconocido, es más fácil explicar lo inexplicable a través de la fe. Pero en esta generación en la que vivimos, todos tenemos la información al alcance de nuestras manos, en cualquier momento y casi me atrevo a decir en cualquier lugar, podemos conocer si lo que nos rodea nos puede dañar o no. Por ello no entiendo porque todavía tenemos miedos, o sí, tal vez porque sabemos que somos vulnerables, y por eso sentimos todavía muchísimos miedos, que aunque la razón los tacha de ilógicos, ellos están allí, torturándonos día a día. Catuc tenía miedos como los nuestros y no era un ser humano, ¿pero a su manera, no tienen miedo todos los seres vivos? Aquello que se escapa a nuestro control nos genera desconfianza, el león tiene miedo al elefante, la cebra al león. Todos los seres vivos tienen miedos, tal vez no lo expresen como nosotros pero sus caras los delatan.

El personaje de "Sombra" tenía miedo a la soledad era uno de sus tormentos, ésta le perseguía allí donde fuese, aquellos seres (que aunque tenían sus mismas raíces evolutivas procesaban pensamientos y creencias totalmente diferentes) no le querían escuchar, pensaban que eran mejor que él, todo porque iba siempre solo y predicando argumentos que no "entendían" los que le rodeaban. Por eso se sentía atormentado, pero aún así no se rendía. Le salvaba la esperanza, aquello que nos da fuerzas para afrontar cada mañana con cada nuevo amanecer. No puedo decir que no tengáis miedos, tal vez porque yo soy el primero en tenerlos, pero sí puedo decir que la esperanza puede salvar a aquellos que sus temores los han llevado a perder la ilusión de las cosas.

martes, 25 de septiembre de 2012

3. Razón o fe: el amor.‏



Sería increíble el tenerlo todo en esta vida, pero no se puede tener todo si no estás enamorado. Creo que este tema "es el más sencillo de explicar" pero claro, viéndose desde fuera.

El amor no existe tal y como nos lo venden. Es sabido que lo que sí nos desborda el alma es el enamoramiento. Continuamente nos asaltan con mensajes y temas relacionados con el amor, pero no explican las contraindicaciones y la letra pequeña.

Todos hemos querido sentir su embrujo, es algo que enloquece a cualquier persona, pero no podemos cometer el error de confundir términos. El verdadero amor no es el que te hechiza, el que no te permite pensar en otra cosa más que en tu compañera/o y en la atracción carnal; el verdadero es el que se forja, se crea y se mantiene con el tiempo, con trabajo y esfuerzo. En él hay diferentes aspectos que si no se cuidan o se dan, la relación está condenada al total y rotundo fracaso, y el tiempo invertido en ella perdido para siempre “en esta única vida”.

Pero para entenderlo primero tenemos que observar la sociedad en la que se ha creado, ya que es muy importante en este tema la crianza y cultura. En una sociedad en la que se premia la estabilidad incondicional, monogamia, y el soportar a alguien por miedo a las opiniones externas: familia, amigos, etc. Eso es totalmente egoísta y, por ello es casi imposible mantener una relación sana y duradera. Una buena relación se basa en muchas cosas, pero las vamos a resumir en tres puntos: respeto, confianza e implicación. Estas son las pautas para que una relación funcione y no acabe erosionándose con el tiempo (si en tu relación falta una sola de estas tres connotaciones, empieza a buscar una nueva pareja o sigue engañándote pensando que el tiempo lo cambia todo). 

La gente en ocasiones olvida que al igual que a una planta no la puedes regar en una sola vez, por mucha cantidad de agua que le eches no la vas a resucitar, es imprescindible mantenerla húmeda todos los días y estar pendiente de las necesidades que ella requiere para vivir, haciendo las cosas bien la recompensa se obtendrá con un verdor impresionante más una floración exuberante.

Todos los seres de este mundo necesitan encontrar a su otro yo y con su unión el poder desarrollar una nueva vida. Tal vez sea muy difícil en los humanos el cruzarse con su otra mitad (no será por falta de personas [bromas a un lado]), e incluso muchos nunca puedan hallar lo/a. El tener a alguien especial a tu lado, con empatía y que sepa dar y no sólo recibir... Es el verdadero milagro, y no es amor lo que hay en esa pareja, se llama respeto, equidad.

Catuc, necesitaba al igual que todos nosotros encontrar a aquella compañera que lo guíe anime y respete. Como ya hemos dicho no es fácil dar con el amor, pero él tuvo la suerte de toparse con una criatura demasiado especial. Como nos pasa a todos cuando nos enamoramos, al principio tenía miedo; a lo desconocido, a que le hagan daño..., pero siempre hacía caso a su voz interior aquella que le dictaba la razón. No todas las personas saben escuchar su voz interior y no dejarse llevar por los débiles sentimientos, si fuese siempre así, sus relaciones irían mucho mejor. Aunque la verdad en ocasiones es dolorosa, las cosas siempre se deben sopesar y no actuar deliberadamente.

lunes, 24 de septiembre de 2012

2. Razón o fe: el dinero.‏



"Capital nuestro, que estás en la tierra, santificado sea tu poder, vengan a nosotros tus divisas, hágase tu voluntad en la cartera como en la empresa.
Danos hoy nuestra felicidad de cada día, perdona nuestra falta de cantidad, como también nosotros perdonamos a los que no tienen, no nos dejes caer en la pobreza, y líbranos de los malos pagadores.
Amén”
Espero que no lleguemos a glorificarlo de esa manera tan brutal, aunque creo que no falta mucho para terminar acurrucados en el lateral de la cama reclamando su compañía. Este bien capitalista ha generado más daño a lo largo de la historia que cualquier mal existente y aún así, seguimos adorándolo. Pero qué podemos hacer nosotros si es este "bien" por el que muchos han llegado hasta matar está implantado en nuestra forma de vida.

Hoy en día es inconcebible el vivir sin dinero ya que éste ha sido introducido en nuestras vidas desde pequeños, ya por entonces le rogábamos a nuestros padres para que nos prestaran unas cuantas monedas para aquel bien tan apreciado por un niño, las chucherías.

Nos da tanto poder y categoría que muchos por poseer su compañía no necesitan ninguna otra cosa para prosperar: "inteligencia, esfuerzo o suerte". Algunos ya nacen con un cheque bajo el brazo mientras que otros tienen que trabajar y acudir a la fortuna para poder sobrevivir, pero incluso así, no todos consiguen lo que desean.
Dicen que lo compra todo, "salud y amor" son algunas de sus víctimas. Pero yo no quiero creer que eso sea verdad, me resisto a confiar aunque sea una utopía. No sabemos si el futuro seguirá siendo tan materialista como el presente; en el que tanto tienes tantos vales. Pienso que hay muchos otros valores que valen más que todo el oro del mundo: dignidad, libertad y buena compañía, seguro que vosotros conocéis muchos más, pero os dejo elegir los que más os gusten. Lo que está claro es que la tierra lleva aquí cuatro mil seiscientos millones de años... por lo menos eso dicen los entendidos, y este "bien" tan sólo unos cientos. Los seres vivos se han conformado desde siempre con sobrevivir y dejar descendencia, mientras que nuestra especie pide, pide y pide a cambio de nada.

El personaje de Sombra, Catuc, no quería depender de eso, esclavizarse con el dinero, él sabía que no se necesitaba mucho para ser dichoso, que la naturaleza conseguía prosperar sin este material humano. Por eso no tuvo miedo en ningún momento a la pobreza, se lanzó a una aventura en la que lo único que le mantenía vivo era su propia fuerza de convicción. Creer es poder, y él creía en sus ideales.

Un abrazo.

domingo, 23 de septiembre de 2012

1. Razón o fe: una persona más.‏


Hola de nuevo. Recuerdo que dije que iba a escribir otra vez en el blog, espero poder llenarlo de artículo interesantes que nos hagan reflexionar un poquito a todos, ya que pienso que vivimos en una sociedad en la que cada vez nos planteamos menos cosas, tal vez porque no tenemos tiempo para hacerlo por nosotros mismos o porque creemos que ya lo hacen otros por nosotros.

He titulado este apartado "una persona más" por una sola razón. Como ser humano, y hasta la fecha no se ha demostrado que no lo sea. Necesito agarrarme a algo para poder mantenerme a flote. Algunas personas lo hacen creyendo en dioses, tal vez aferrándose a la fe. Pero como he dicho antes todos necesitamos de una manera u otra creer. Pues con el tiempo he llegado a ciertas conclusiones. A estas alturas no me siento capaz de juzgar a nadie porque no soy nada más que un ser humano, aunque con unas capacidades cognitivas que me hacen diferente al resto. Pero sí me siento capaz de intercambiar mis pensamientos con el resto de personas y, como este blog es gratis me es más fácil hacerlo. Bromas aparte. Mis vivencias en estos últimos años me han animado a expresarme sin tapujos y a decir lo que pienso. Me gustaría animaros a opinar respecto a los temas que voy a ir subiendo. Mi sueño es crear una gran familia, y quién sabe si con mis pensamientos ayudaré a alguien a encontrarse a sí mismo.


Ya sabéis que en este blog cuento mis vivencias en el extranjero y lo que me ocurrió a partir de esa experiencia. No me preguntéis por qué he tardado tantos años en escribir porque la respuesta no la puedo explicar, o tal vez sí. Para poder hablar sin prejuicios primero hay que conocer lo que te rodea y eso se consigue con la experiencia.


Poco a poco se irá descubriendo si es cierto que todos venimos o no con la senda ya labrada de antemano, pero lo que sí es cierto es, que los límites sólo nos los ponemos nosotros y que el único sentido de esta vida es hacer lo que a uno le hace feliz. En mi libro he hablado de un ser diferente, no sólo por la especie, sino porque lucha por su ideal sin miedo a lo que puedan pensar de él los demás, sólo se deja llevar por su instinto, consciencia y las interpretaciones del destino; son las que hacen que no sea una criatura más sino un ser peculiar.